Por: Karen Benavides • Colombia.com

¿Te bañas con agua caliente? Estas podrían ser las consecuencias

Son muchos los expertos que recomiendan el agua fría o tibia para bañarse, ¿por qué? Ducharte con agua muy caliente provoca terribles daños en tu cuerpo, y aquí te los contamos.

6 razones por las que no deberías bañarte con agua caliente todos los días. Foto: Shutterstock
6 razones por las que no deberías bañarte con agua caliente todos los días. Foto: Shutterstock

Son muchos los expertos que recomiendan el agua fría o tibia para bañarse, ¿por qué? Ducharte con agua muy caliente provoca terribles daños en tu cuerpo, y aquí te los contamos.

Con las bajas temperaturas que están siendo cada vez más frecuentes en diferentes lugares del país, o sencillamente por la sensación de tranquilidad y confort que puede llegar a sentirse, las personas han optado por utilizar el agua caliente para ducharse, no obstante, algunos llegan a abusar de la temperatura sin saber lo perjudicial que esto puede ser para su cuerpo.

Al respecto, los expertos han explicado que no se trata de utilizar agua congelada en la ducha, pues esto también puede ser contraproducente, pero que tampoco se puede utilizar aquella temperatura en la que el baño se llena por completo de vapor; un punto medio es lo ideal.

Lo que pocos saben es que el agua que es demasiado caliente provoca efectos desastrosos en la salud y el bienestar de las personas; es por esta razón que en esta ocasión de mencionaremos algunos de ellos para que puedas modificar tus hábitos:

Problemas en la piel

El agua caliente elimina los aceites naturales de la piel, haciendo que sea menos brillante y que esté menos protegida contra bacterias e impurezas del ambiente; por otro lado hace que pierda elasticidad, lo que hace más probable la aparición de arrugas; asimismo, dilata los vasos sanguíneos, provocando la aparición de várices; también la reseca, haciendo que se vea y se siente más áspera.

Afectaciones en la presión arterial

En algunas personas el agua caliente puede hacer que los vasos sanguíneos se inflamen, afectando su presión arterial; algunos pueden sufrir infartos, y los mareos también son frecuentes.

Daños en el cabello

En el caso del cabello, el agua caliente elimina los aceites naturales, lo que hace que luzca más opaco, seco y que sea mucho más débil; aumentan las probabilidades de tener caspa, resequedad o deshidratación capilar.

Alteraciones en la digestión

Cuando se toma una ducha con agua caliente, especialmente después de comer, la temperatura del cuerpo aumenta y, por ende, también lo hace el flujo de sangre en la piel; esto hace que el proceso digestivo sea mucho más demorado.

Afecta la fertilidad

Un estudio de la Universidad de California dio a conocer que los hombres que se bañan con agua demasiado caliente tienen mayor riesgo de sufrir de infertilidad, ya que la temperatura elevada puede reducir el conteo de espermatozoides.

Uñas débiles

Tus uñas también se ven perjudicadas al bañarte con agua caliente, pues pueden absorber todo el calor y terminar debilitándose, por lo que podrán quebrarse con facilidad y se producirá una descamación.

Artículos Relacionados

+ Artículos