Por: Juan Carlos Garcia Sierra • Colombia.com

Un latino podría ser el vicepresidente de Donald Trump en elecciones de noviembre

Un latino podría ser el vicepresidente de Donald Trump en elecciones de noviembre. Marco Rubio, de origen cubano, podría llegar a la Casa Blanca gracias al voto hispano.

Marco Rubio podría ser el vicepresidente de Donald Trump con la idea de alcanzar el voto latino. Foto: Twitter @marcorubio / @realDonaldTrump
Marco Rubio podría ser el vicepresidente de Donald Trump con la idea de alcanzar el voto latino. Foto: Twitter @marcorubio / @realDonaldTrump

Un latino podría ser el vicepresidente de Donald Trump en elecciones de noviembre. Marco Rubio, de origen cubano, podría llegar a la Casa Blanca gracias al voto hispano.

Luego del primer debate televisado en el que los precandidatos a la Presidencia de los Estados Unidos, Joe Biden y Donald Trump, se vieron las caras en un primer lance en la campaña electoral, el aspirante republicano no ha decidido quién será su fórmula vicepresidencial.

Joe Biden mantiene como fórmula a su actual vicepresidenta, Kamala Harris, pero el precandidato republicano, Donald Trump, no ha decidido quién será su fórmula vicepresidencial, aunque esto no solamente es un asunto de decisión, sino también necesita que el opcionado acepte.

Una de las cartas que Donald Trump, quien seguramente será erigido como candidato en la convención republicana este mes en Milwakee, era el gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien ha mostrado una postura recia frente a la inmigración ilegal.

DeSantis, al parecer, no sería fórmula vicepresidencial de Trump, pues el gobernador de 46 años tiene un serio interés en ser candidato en las elecciones de 2028, por eso un hombre muy cercano a la población latina podría ser el indicado.

Donald Trump y su equipo, por experiencia, saben que el voto latino es determinante en las elecciones presidenciales, y aunque el exmandatario sea uno de los que más ha despotricado contra los migrantes latinos, espera obtener su voto y derrotar a Joe Biden, quien, precisamente, es considerado responsable en la crisis migratoria.

El senador de origen cubano nacido en Miami, Marco Rubio García, suena para ser el vicepresidente de Donald Trump en las elecciones de noviembre, gracias a que, desde su posición como parlamentario republicano, es cercano a la población latina, lo que podría ser de ayuda para el triunfo del neoyorquino, en caso de lograrse contar con el voto de esta población mayoritaria en estados como Florida, California y Texas.

Otra razón por la que contar con Marco Rubio García como vicepresidente podría darle el triunfo a los republicanos tiene que ver con el orgullo y sentido de pertenencia de la población latina que, con un miembro de su comunidad al lado de Donald Trump en el Gobierno de la nación más influyente del mundo occidental, representaría su más grande logro y ascenso.

El voto latino en el estado de Florida en las elecciones de 2020 fue mayoritario en favor de Donald Trump, sin importar que este siempre haya mantenido un tono antimigrante y con una amenaza de deportación masiva latente.

Un raro fenómeno se ve en los Estados Unidos con los votantes latinos, pues diferentes encuestas han arrojado resultados sorprendentes, entre los cuales se destaca que este grupo poblacional quiere que haya mano dura con la inmigración ilegal, y, además, han manifestado que se sienten afectados con los indocumentados porque dañan su imagen y los hace blanco de ataques xenófobos y estigmatizantes.