Por: Redacción Colombianos • Colombia.com

Carlos Valderrama, el pibe que le puso sabor colombiano a la Major League Soccer

Uno de los más grandes números 10 del fútbol mundial, el colombiano Carlos “el pibe” Valderrama contribuyó con su fútbol a consolidar a la MLS, Major Soccer League de los Estados Unidos.

La elegancia del pibe Valderrama radicaba en su clase y estilo para realizar asistencias perfectas. Foto: Twitter @mrkmcclr
La elegancia del pibe Valderrama radicaba en su clase y estilo para realizar asistencias perfectas. Foto: Twitter @mrkmcclr

Uno de los más grandes números 10 del fútbol mundial, el colombiano Carlos “el pibe” Valderrama contribuyó con su fútbol a consolidar a la MLS, Major Soccer League de los Estados Unidos.

Uno de los más grandes futbolistas colombianos de todos los tiempos, y también uno de los más carismáticos, fue uno de los encargados de hacer que la Major League Soccer (MLS), la liga de fútbol profesional de fútbol de los Estados Unidos comenzara a ganar seguidores en todo el mundo, nos referimos con letra mayúsculas a Carlos "el pibe" Valderrama.

Grandes del fútbol como Pelé, Beckenbauer, Cruyff, Chinaglia y George Best, entre otros, habían conformado una legión dorada de estrellas en los años setenta para darle al fútbol de los Estados Unidos una connotación única y para mostrarle al mundo que el país del Tío Sam no era solo béisbol, fútbol americano, baloncesto y hockey.

Aunque el espectáculo mostrado por quienes en su época fueron auténticos cracks fue gozado por miles, la aventura no duró lo que se esperaba y se tuvo que despedir de un país en el parecía confirmarse que este deporte solo gustaba a latinos y europeos.

Para 1990 Estados Unidos clasificó al mundial de fútbol de Italia y esto motivó la profesionalización del deporte, con la celebración de la Copa Mundo en suelo norteamericano en 1994, el plan era tener una liga que lograra mantenerse por años y que no fuera un sueño frustrado como sucedió con Pelé y compañía, así es que recurrieron a la antigua estrategia de contratar estrellas del fútbol y pusieron los ojos sobre una melena blonda y rizada proveniente del barrio Pescaíto en Santa Marta, Colombia.

Carlos Alberto Valderrama Palacio, el popular “pibe”, era para entonces el futbolista más emblemático del balompié colombiano, había disputado dos mundiales y había militado en equipos colombianos como Unión Magdalena, Millonarios, Deportivo Cali, Deportivo Independiente Medellín y Junior, y además había tenido una aventura internacional en el Montpellier francés y en el Real Valladolid de España.

El hombre de jugar tranquilo, de clase y pases milimétricos, llegó en 1996, y aunque muchos lo consideraban viejo, era una verdadera pesadilla en cada partido para las defensas contrarias y jugó hasta los 41 años dando muestras de una categoría que envidiaría un muchacho de 20 años.

Militó en el Tampa Bay Mutiny, el Miami Fusion y el Colorado Rapids, posee el todavía récord vigente de asistencias de la liga y hace parte del mejor equipo de la historia de la MLS.

Carlos Valderrama cautivó al público con su categoría y con su fútbol inteligente, ese que conectaba cabeza y extremidades inferiores, porque en cuestión de segundos de sus pies salía un pase perfecto para un compañero, que generalmente, solo tenía que empujar el balón al fondo de la red.

El pibe Valderrama es uno de los jugadores más recordados y queridos en la MLS y su fútbol ayudó a construir un torneo apetecido por muchos futbolistas.

Artículos Relacionados

+ Artículos