Por: Juan Carlos García Sierra • Colombia.com

Susana Fiorentino, una científica colombiana que trabaja para curar el cáncer con plantas

Susana Fiorentino es una científica colombiana que trabaja para curar el cáncer con plantas. Sus estudios de décadas con especies nativas han arrojado esperanzadores resultados.

Susana Fiorentino es una bacterióloga bogotana que ha logrado avances en el tratamiento del cáncer con plantas. Foto: Youtube
Susana Fiorentino es una bacterióloga bogotana que ha logrado avances en el tratamiento del cáncer con plantas. Foto: Youtube

Susana Fiorentino es una científica colombiana que trabaja para curar el cáncer con plantas. Sus estudios de décadas con especies nativas han arrojado esperanzadores resultados.

Las mujeres colombianas que cosechan éxitos en la ciencia no son pocas, una de ellas es Susana Fiorentino, una bacterióloga bogotana que gracias a sus investigaciones con fitomedicamentos ha logrado resultados reconocidos en todo el mundo.

El uso de sustancias y plantas vegetales para tratar las enfermedades del cuerpo es una práctica milenaria que, en las últimas décadas, no solo ha ganado aceptación, sino que ha alcanzado un grado de desarrollo con un carácter científico e investigación constante.

Susana Fiorentino tuvo la oportunidad de nacer en Colombia, un escenario mágico en donde la riqueza vegetal es inmensa, y por supuesto, un lugar en donde el uso medicinal de las plantas tiene más historia que la patria misma.

La científica colombiana hizo estudios de pregrado en la Universidad Javeriana y maestría en inmunología en la Universidad de Antioquia, luego partió al viejo continente y en Francia realizó un doctorado en la prestigiosa Universidad Pierre y Marie Curie; en España hizo una maestría en Oncología Molecular en el Centro de Estudios Biosanitarios, CEB, en Madrid, España.

Susana Fiorentino cuenta con una preparación científica que todo hombre de ciencia envidia, sin embargo, su conocimiento sobre las plantas y su trabajo para tratar el cáncer por medio de ellas le ha conseguido algunos detractores, quienes solo consideran la curación de las enfermedades a través de los productos químicos creados por el hombre.

“Me tildaban de yerbatera profesional y durante muchos años me dijeron que era increíble que una inmunóloga como yo pretendiera tratar un cáncer a punta de yerbas, porque eso no tenía sentido”, manifestó la inmunóloga colombiana a ‘Pesquisa Javeriana’.

La fe, la tenacidad, el conocimiento y el trabajo de esta mujer de ciencia y plantas ha logrado a través de años de lucha desarrollar medicamentos basados en hierbas para tratar el cáncer, o mejor, fitomedicamentos, algo que hasta hace unas décadas era considerado una quimera.

Con las semillas del árbol del dividivi, Fiorentino ha logrado crear un extracto, cuyas pruebas en ratones de laboratorio disminuyeron los tumores de cáncer de mama, de igual forma activaron su sistema inmune y desplegaron su poder antioxidante.

Con el anamú, una especie silvestre que crece en el continente americano, pero que la doctora Fiorentino obtiene de los municipios de Viotá y Cachipay en el departamento de Cundinamarca, ha logrado lo que pocos creían que se pudiese lograr: ha obtenido importantes avances en el tratamiento de cáncer de seno y leucemia por medio de extractos de esta planta.

Trabajando en equipo con el Instituto de Productos Naturales de Francia, en donde se desarrollan investigaciones en un laboratorio de la más avanzada tecnología y alcances, Susana Fiorentino no cesa en su esfuerzo por lograr un tratamiento efectivo contra el cáncer y que la comunidad científica reconozca.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Colombianos

Lo más leído en Colombia.com