Colombia.com Bogotá Lunes, 17 / Dic / 2018

La comida rápida no está arruinando tu dieta, la de restaurante sí

Un nuevo estudio dice que la comida rápida es la que tiene más calorías, pero tienes que seguir unas cuantas reglas si vas a comerla.

La comida rápida no está arruinando tu dieta, la de restaurante sí
Según estudio, digerir comida rápida no "engorda". Foto: Shutterstock.

Si estás a dieta, nadie te va a recomendar que vayas a un lugar de comida rápida. De hecho, te dicen que huyas de ella como la plaga y que la borres de tu mente porque es lo peor que le puedes hacer a tu cuerpo y a tus metas de fitness. Pero un nuevo estudio acaba de revelar que la comida rápida no es tan mala como parece y hasta tiene menos calorías que algo que se tarda mucho más tiempo en preparar en un restaurante “formal” (y por formal nos referimos a todos esos que requieren que te sientes, leas un menú y esperes un largo tiempo por tu comida).

Te puede interesar: Restaurantes de comida gigante en Colombia

Cuando estás a dieta, es posible que te antojes de todo. De repente te despiertas a la mitad de la noche con ganas de comerte unas papas recién salidas de la freidora y cubiertas de sal. O te das cuenta a la mitad de tu entrenamiento que llevas media hora pensando en galletas y hamburguesas.

Lo más probable es que tu plan alimenticio no deje espacio para nada grasoso y la sola idea de ir a un restaurante de comida rápida te produce el peor caso de sentimientos encontrados. Por un lado quieres todo, pero por el otro, todo el mundo te dice que si te comes una hamburguesa vas a arruinar todos tus esfuerzos y después te vas a arrepentir.

La comida rápida tiene la peor reputación y era a la que culpaban por todos los problemas de obesidad que existen en el mundo, pero la Universidad de Liverpool dice que la comida rápida no es el enemigo y que, en promedio, suele tener menos calorías que otras opciones.

Durante su estudio, los investigadores de la universidad evaluaron unos 13 mil 500 platillos de seis restaurantes de comida rápida y 21 restaurantes formales y descubrieron que, mientras el platillo promedio de un restaurante formal tiene unas mil 033 calorías, los de las cadenas de comida rápida tienen 751 (KFC es el más calórico con opciones de 987). Además, el estudio también se puso a comparar platillos similares de los dos tipos de restaurantes y encontraron que una hamburguesa más “gourmet” (de un restaurante menos casual) tiene hasta 414 calorías más que una de cualquiera de las opciones de comida rápida. Principalmente mencionan a McDonald's y Burger King.

 

¡#SaboreaLaNoche ?? en McDonald's™ antes de la rumba de hoy! Disfruta un McCombo™ Crispy Onion BBQ ?? más Papas ?? con salsa de Queso Cheddar y Tocineta. ¡Te esperamos!

Posted by McDonald's on Friday, July 13, 2018
 

get that flame-grilled whopper. get that drink and fries. get them cookies. get the $6 king box.

Posted by Burger King on Thursday, December 6, 2018

Pero menos calorías no siempre quiere decir más sano, los expertos dicen que, aunque sÍ te beneficia consumir menos calorías y conocer el contenido calórico de la comida antes de consumirla, "es importante recordar que no todas las calorías son iguales y que no siempre dictan qué tan saludable es su comida". Pero también hay que tener en mente que más calorías casi siempre significan más sal, grasa y azúcar, y eso no es bueno ni para tu salud ni para tu dieta.

La clave está en la moderación. Puedes comer lo que quieras, siempre que no pierdas el control y te enfermes de poder pensando que te puedes comer 45 nuggets sin consecuencias. Sí puedes comer comida rápida cuando estás a dieta, pero hay unas cuantas “reglas” (que más bien son consejos) que debes seguir para estar seguro de que estás tomando la opción más sana y que no va a hacer que te alejes de tus metas.

Intenta comer dentro del restaurante

Los nutriólogos dicen que, cuando te sientas a comer en la mesa tiendes a ser más consciente, a pensar en lo que estás comiendo y poner más atención cuando estás lleno. Y, generalmente, terminas comiendo menos.

No aceptes la oferta de hacer tu combo más grande

 

Buenas noches!! disfruta de nuestras promos: Menu del dia: Milanesa de carne con fritas + postre y pan $60 opcion 2:...

Posted by Mauricio Monill on Saturday, December 23, 2017

Una porción más grande obviamente va a tener más calorías (grasa, sodio, sal, etc…). Debes evitar caer en la trampa de la mercadotecnia y elegir un tamaño normal que va a ser igual de satisfactorio y no te va a dar mal del puerco (ni culpa).

Pide del menú infantil

Las opciones para niños son más pequeñas y pueden tener hasta un 50% menos de calorías que una porción para adulto.

Aléjate de lo frito

Algunos restaurantes de comida rápida ofrecen opciones a la parrilla, que son mucho más sanas y tienen menos calorías que las opciones empanizadas y cubiertas de aceite (que ha estado en la máquina durante horas).

Evita las adiciones

En este caso, menos es más. Agregarle salsas, queso, tocino y otras cosas a tu hamburguesa significa que la estás haciendo menos sana, y agregarle calorías sin darte cuenta. La mejor manera de controlar lo que comes es evitando ponerle cosas que no sabes qué contienen (como las salsas) o que tanta más grasa, sal y azúcar le están sumando a tu comida.

Cambia tus papas por una ensalada

Siempre que puedas, elige acompañamientos más saludables, como una fruta o una ensalada verde, de esa manera minimizas el daño.

Toma agua

Los refrescos son una bomba de azúcar que no necesitas, además no te quitan la sed. Cambia tu refresco jumbo por una botella de agua que no tiene calorías y no te va a elevar tus niveles de azúcar.

Redacción Gastronomía - Colombia.com