Colombia.com Bogotá Jueves, 16 / Ago / 2012

La comida de la calle es un hábito colombiano

De acuerdo a un estudio hecho por McCann Worldgroup en 25 ciudades de 18 países de América Latina, la comida callejera es hoy un negocio lucrativo que genera millones de dólares por año.

La comida de la calle es un hábito colombiano
En Colombia, el 56% de los habitantes de las ciudades principales comen en la calle de manera regular; lo hacen en medio del trabajo, en el espacio entre clases o de camino al trabajo, y dan como razón a este comportamiento su falta de tiempo o en ocasiones el antojo. El “no alcancé a desayunar” o “no tuve tiempo de preparar", se han convertido en las dos excusas de los colombianos para visitar un puesto o quiosco.

El 20% de los consumidores encuestados afirmaron que las mejores opciones que encuentran en el camino son las frutas, cereales, arepas y empanadas, estas dos últimas son por excelencia las preferidas de los transeúntes. 

Las combinaciones son infinitas y solo se ven limitadas por la imaginación y el paladar. Asimismo, el pan, pandebonos y pasteles son, por su buen sabor, alimentos que se han convertido en parte fundamental de la dieta regular del colombiano. 

El concepto de comida saludable tiene percepciones variadas, y para los colombianos, el secreto de lo saludable radica en las combinaciones que se hagan en el menú para compensar. De esta manera, una empanada o un frito si se toman con jugo de naranja o con yogurt, alivia la conciencia.

Estos productos bien pueden encontrarse en el mismo lugar y en algunos lo saludable se encuentra en los ingredientes, no en las marcas. Esto es evidente en el estudio; ya que son nombrados productos como agua, té, fruta, arroz o fríjoles por encima de las marcas comerciales. 

El precio es una de las constantes de la calle, por $3.000 pesos en promedio se puede acceder a una comida en Colombia; esta es quizá otra de las razones más comunes en el país. 

Lo más leído en Gastronomía