Colombia.com Bogotá Martes, 26 / Nov / 2013

Los mitos del whisky

Quién puede asegurar cual es la forma correcta de disfrutar una buena copa de whisky. Si es mejor con hielo o con agua, si es mejor puro; si la edad garantiza la calidad  o que este licor no es apto para hacer coctelería.

Los mitos del whisky
John Scott Glenfiddich Brand Ambassador Latam

Estos son algunos de los mitos más comunes que siempre están presentes en el whisky,  “lo cierto es, que esta deliciosa bebida se puede disfrutar de diferentes maneras y para cada uno esa manera será la que más le guste”, asegura John Scott Glenfiddich Brand Ambassador Latam.

1. Edad: La edad de un whisky o su periodo de maduración no garantiza calidad, pero si se puede esperar de un whisky más añejado,  tenga más características: cuerpo, intensidad, calidez, sensaciones que nos pueden o no gustar… la calidad y el gusto lo decide uno mismo.

 2. Cuál es el mejor: el que a uno más le guste, es sencillo. Uno es el dueño de lo que le parece rico y lo que no, por eso no existe un whisky que se catalogue como el mejor.

3. Como se debe tomar: Como a uno más le guste en el momento dado. Si para comer carne se pide el término, ¿porque para el whisky o nuestras bebidas no nos preguntan lo mismo? Si yo tomo para refrescarme y otros para calentarse, por que debo tomar mi whisky como lo toman otros. Cada quien puede escoger cómo  disfrutar de una buena copa de whisky.

4. Se daña con agua: Unas pocas gotas de agua ayudan a desprender el whisky, es decir, permite que el whisky se abra y suelte sus características escondidas. No se daña en absoluto a menos que se mezcle con una cantidad exagerada.

5. Aperitivo o digestivo: ambos y en todo momento dependiendo de cada presentación. Cada whisky nos puede dar diferentes sensaciones, por esta razón, unos pueden ser más adecuados para degustarlos antes de la comida si lo que sobresale son sus características frescas, otros si son más intensos durante la comida o al final, y si predomina una sensación dulce, porque no acompañarlo con un buen postre.

6. Entre blended y single: son dos cosas diferentes. Uno es un  whisky que  proveniente de una sola destilería (single malt) y 100% puro de malta de la cebada. Mientras que el blended es una mezcla de distintos whiskys que no solamente son de malta si no también pueden ser de grano de trigo. Nuevamente la respuesta a cuál es el mejor, será personal.

7. El whisky es un licor masculino: Muchos creen que es masculino por su fuerza en boca,  pero tiene más rasgos femeninos que masculino eventualmente. Sus aromas  siempre llenan un ambiente de apreciaciones muy cálidas, dulces, frescas y suele tener un terminado largo. En realidad no importa si es una bebida masculina o femenina, lo importante es que por ser tan noble, puede ser degustado por cualquier persona independientemente si es  mujer u hombre.