Por: Jessica Mutis • Colombia.com

Cómo parte del compromiso con el ahorro energético la torre Eiffel se apagará más temprano

La medida empezará a regir a partir del 23 de septiembre, desde las 11:45 de la noche se apagarán las luces de la emblemática construcción.

La medida empezará a regir a partir del 23 de septiembre, desde las 11:45 de la noche se apagarán las luces de la emblemática construcción. Foto: Shutterstock
La medida empezará a regir a partir del 23 de septiembre, desde las 11:45 de la noche se apagarán las luces de la emblemática construcción. Foto: Shutterstock

La medida empezará a regir a partir del 23 de septiembre, desde las 11:45 de la noche se apagarán las luces de la emblemática construcción.

Las autoridades del país europeo indicaron que no se apagará ni se reducirá la iluminación de las calles por razones de seguridad, pero sí la iluminación ornamental de los edificios municipales. Hasta el momento el monumento apagaba las luces a la 1 am, ahorrando con la medida un 4% de consumo energético. El anuncio estuvo en cabeza alcaldesa de París, Anne Hidalgo, quien decidió apagar más pronto por la noche las luces de monumentos como la Torre Eiffel como símbolo del plan de ahorro energético para este invierno. 

Hidalgo precisó este martes en conferencia de prensa que no se apagará ni se reducirá la iluminación de las calles por razones de seguridad, pero sí la iluminación ornamental de los edificios municipales, como el ayuntamiento, a partir de las 10 de la noche.

Esta iniciativa es representativa a nivel mundial, la mandataria además señaló que esta reducción del horario es un gesto “simbólicamente importante” porque demuestra que incluso la Torre Eiffel, con su notoriedad mundial y la carga de ejemplaridad que tiene, participa de las medidas de ahorro energético.

Cabe mencionar que esta acción también se toma debido a que Rusia ha reducido sus envíos de gas natural a varios países europeos que apoyan a Ucrania, lo que ha hecho disparar los precios del gas y la electricidad. Situación que ha agravado la inflación y ha provocado miedo a una posible escasez para el invierno, llevando a muchos países a aplicar medidas de conservación y de alivio para negocios y particulares. Por su parte grandes y medianas compañías europeas han reducido o suspendido la producción ante el aumento de los energéticos. 

En cuanto a los edificios también estarán incluidos en la medida, bajando a 18 grados la calefacción de edificios públicos y escuelas, que antes era de 19 grados en horario laboral, y a 16 grados centígrados en las noches y fines de semana. Así mismo, la fecha para encender dicho servicio no se dará en octubre como es costumbre, sino que será en noviembre.

Durante la noche y en los periodos “en los que los edificios estén vacíos”, como en los fines de semana, la temperatura será de 12 grados. La mandataria sugirió al gobierno del presidente francés, Emmanuel Macron, implementar estas medidas en todo el país y apoyar a los ayuntamientos para su puesta en marcha.

Artículos Relacionados

+ Artículos