Actualización: Mar, 16 / Ago / 2016 11:32 am
Martes, 16 / Ago / 2016

¿Cuándo deben los niños empezar a usar desodorante?

En la pubertad, los niños inician una etapa en donde experimentan cambios físicos y emocionales, uno de los que más inquietudes genera es el olor corporal. 

¿Cuándo deben los niños empezar a usar desodorante?
¿Cuándo deben los niños empezar a usar desodorante?. Foto: guia infantil

Los niños comienzan a producir mal olor en ciertas partes del cuerpo cuando entran a la adolescencia, esta primera etapa es la que se conoce como pubertad, y tiene su inicio entre los 8 a 13 años en las niñas, y de los 9 a 14 años en los niños. 

Durante este periodo, los niños comienza a liberar unas hormonas que son las encargadas de estimular el crecimiento del vello en nuevas áreas del cuerpo como son las axilas y genitales, generan el cambio en la voz de los hombres a un tono grave, aumenta el tamaño de los senos en las niñas, y hace que las glándulas apocrinas aumenten considerablemente su actividad, ocasionando el incremento en el flujo del sudor y el mal olor corporal.

Estos cambios varían en el inicio y en la intensidad dependiendo de cada niño, por esto es importante que los padres estén atentos a estas alteraciones para que enseñen a sus hijos acerca de tener una buena higiene personal.  

Te puede interesar: Este truco hará que te olvides del desodorante para siempre

Pero ¿cuándo es necesario que un niño comience a usar un desodorante? No hay una respuesta exacta, ya que esto depende del desarrollo de cada niño, sin embargo, antes de usar un producto especializado, los padres pueden hacer que sus hijos tengan en cuenta los siguientes pasos:

- Ducharse diariamente y aplicar jabón suave en las áreas donde esté sudando.

- Usar prendas de vestir limpias, frescas, y cambiarlas si están con sudor o mal olor.

- Disminuir o eliminar alimentos como ajos, cebollas y condimentos fuertes de la dieta diaria.

A pesar de estas recomendaciones, la sudoración excesiva y el mal olor no se pueden controlar, y es ahí en donde es conveniente iniciar la utilización complementaria de un desodorante para evitar los malos olores; ante esto es importante que los adolescentes no utilicen productos diseñados para adultos, ya que las concentraciones de los ingredientes activos son más altas y pueden producir irritación. Es por esto que en el mercado se encuentran disponibles desodorantes especializados y diseñados para jóvenes que se ajustan a sus necesidades y que pueden ser usados con total seguridad.

Cuando los niños empiecen a tener estos cambios físicos y comiencen a utilizar desodorantes, los padres deben explicarles el uso correcto de estos productos, usarlos en las axilas, en poca cantidad y con la piel seca.

Colombia.com