Actualización: Vie, 26 / Ene / 2018 10:33 am
Viernes, 26 / Ene / 2018

Alimentación equilibrada y actividad física, fundamentales para evitar la obesidad

Si quiere evitar la obesidad es importante que tenga en cuenta que una dieta no sirve si no está acompañada de una rutina de ejercicios. 

Alimentación equilibrada y actividad física, fundamentales para evitar la obesidad

Tener un estilo de vida saludable es una de las tendencias más fuertes en la actualidad, pero más allá de ser un concepto, es una forma de vida, y dentro de esto, la alimentación saludable y equilibrada juega un papel importante. Alrededor de este tema surgen varias preguntas: ¿qué es nutrición equilibrada?, ¿cuáles son las cantidades recomendadas de consumo de azúcares, grasas y sodio?, ¿cómo leer una tabla nutricional?, ¿cuáles y de dónde vienen las grasas buenas (monoinsaturadas y poliinsaturadas) y grasas malas (saturadas y trans)?

Te puede interesar: Estas señales demuestran que comes para ocultar lo que sientes

La encuesta ENSIN 2015, arrojó unos resultados donde se evidencia que el incremento de obesidad es un problema de carácter multifactorial. En las últimas décadas han cambiado de manera permanente y dinámica los hábitos y los estilos de vida de la población, afectando indicadores importantes no solo alimentarios, sino de actividad física que han llevado a un mayor sedentarismo y a la generación de Enfermedades Crónicas no Transmisibles (ECNT).

Según la encuesta, las personas están pasando mucho tiempo frente a las pantallas de televisores, computadores o celulares y le están dedicando menos horas a hacer ejercicio. El 61,9 % de los niños entre tres y cuatro años gastan más de dos horas diarias frente a estos dispositivos. Por el contrario, sólo uno de cada cuatro menores dedica el suficiente tiempo a jugar de manera activa. Además, el estudio demuestra que los patrones son mucho más altos en los estratos altos, donde el porcentaje de niños que están más de dos horas frente al televisor o a los videojuegos es de 74,3 %.

Por lo anterior es importante incentivar a las personas a realizar, por lo menos 150 minutos de actividad física a la semana.

- Todos los días antes de salir de casa, realice ejercicios básicos de estiramiento: intente tocar el techo, baje la espalda hasta alcanzar los pies, entrelace sus manos detrás de la espalda, y luego detrás del cuello.

- En los parqueaderos, estacione lo más lejos posible de la entrada y camine.

- Si su condición física le permite, escoja caminar, ir en bicicleta, utilice las escaleras en vez de los ascensores. Identifique cuál es el mejor momento según su rutina y sus actividades del día para tener mayor movilidad y actividad física.

- Camine siempre a la hora del almuerzo, por lo menos 10 minutos.

- Recuerde hacer pausas activas: cambie de postura, levante las rodillas cuando esté sentado, estire las piernas, los brazos y muñecas, entre otras actividades.

- Impulse a sus compañeros o vecinos a realizar actividad física o alguna práctica deportiva. Tener un grupo de apoyo permite no abandonar el cumplimiento de las metas.

Por su parte, la alimentación es otro de los factores determinantes para el bienestar de las personas. Según la OMS, el exceso de sal, azúcar y grasas puede desatar enfermedades como la diabetes, el sobrepeso y la hipertensión. Es por esto que a nivel de nutrición todo se resume en cómo y cuánto ingerir de estos componentes que el cuerpo necesita para su correcto funcionamiento, manteniendo un equilibrio de acuerdo a las necesidades de cada persona.

Por su lado, el azúcar es la principal fuente de energía de fácil y rápida asimilación necesaria para el funcionamiento del organismo en general. Es la fuente de energía del cerebro y de los músculos.

El sodio juega un papel fundamental en el metabolismo celular, por ejemplo, en la transmisión del impulso nervioso, en la contracción muscular, el equilibrio ácido-base y la absorción de nutrientes por las células.

En cuanto a las grasas, no todas son malas. Las grasas insaturadas (poliinsaturada y monoinsaturadas) son saludables e importantes en la dieta, ya que el cuerpo las necesita para obtener energía y así trabajar adecuadamente. Además, este tipo de grasas ayudan a bajar el colesterol. 

Conociendo que el azúcar, sodio y grasa son necesarios para el adecuado funcionamiento del organismo, deben ser consumidos en su justa medida y de acuerdo a las recomendaciones nutricionales establecidas.

“Para una dieta equilibrada es importante incluir siempre en el consumo diario frutas, verduras y proteínas, además de productos cuya base sean cereales como la avena o el maíz. Empresas como Alimentos Polar han desarrollado en lo últimos años productos como la Harina Precocida de maíz integral, o cereales listos tanto extruidos como multigranos bajos en sodio, azúcar y grasa, para brindar variedad y alimentos que ayudan al consumidor a alcanzar metas nutricionales”.  Afirmó, Andreina Ceballos, Nutricionista de Alimentos Polar.

Te puede interesar:

#Bienestar ¡Uno siempre tiene que estar preparado para todo! Eso es lo que casi siempre repite la humanidad y es verdad

Posted by Colombia.com on Friday, January 26, 2018

Colombia.com