Estas son algunas curiosidades que quizás desconocías sobre la chicha

Los pueblos latinoamericanos no solo compartimos el idioma, también tenemos en común una bebida que durante siglos ha acompañado la vida, la diversión y hasta el infortunio de muchas generaciones.

Actualización • Mié, 05 / Ago / 2020 12:29 pm

SÍGUENOS EN:

Google News
La chicha ha sido reconocida como parte importante de nuestras tradiciones ancestrales. Foto: Twitter @Bogotá

La chicha ha sido reconocida como parte importante de nuestras tradiciones ancestrales. Foto: Twitter @Bogotá

Actualización • Mié, 05 / Ago / 2020 12:29 pm

Los pueblos latinoamericanos no solo compartimos el idioma, también tenemos en común una bebida que durante siglos ha acompañado la vida, la diversión y hasta el infortunio de muchas generaciones.

Si existe una bebida que nos determine como latinoamericanos es la chicha, esa bebida milenaria elaborada con maíz y que nuestros antepasados indígenas, desde México hasta la Tierra del fuego, consideraban como sagrada porque no solo le brindaba alegría al cuerpo, sino que también servía de conexión espiritual con el cosmos.

Con el paso de los años y la consolidación de las ciudades, la chicha resultó ser una bebida alcohólica económica y ligada a la tradición, pero estigmatizada por considerarse que quienes la consumían eran los pobres, los delincuentes y los miserables, que su gusto por ella no les permitía, emerger y alcanzar el progreso económico, cultural y social de las otras estirpes.

La chicha se elabora con diferentes tipos de maíz y se le conocen diferentes nombres a lo largo del subcontinente y durante la última década del siglo XX fue perseguida con dureza hasta hacer que su producción se hiciera de forma clandestina, pero desde hace algunos años es considerada por los jóvenes como una bebida divertida y de moda.

Algunas de las curiosidades de esta bebida popular en Colombia son:

1. Los lugares de expendio de chicha se conocían como chicherías y este término se usaba para designar a todo lo que fuese ordinario y de mal gusto.

2. Las cervecerías de los años cuarenta, unieron esfuerzos junto a los gobiernos para acabar con la producción de chicha y elevar el consumo de cerveza.

3. Se consideraba que la chicha además de embriagar, embrutecía y por esa razón se presentaban asesinatos y todo tipo de crímenes.

4. Jorge Eliécer Gaitán Ayala gustaba de ir a tomar chicha al barrio La Perseverancia en Bogotá.

5. Se dice que los saqueadores y vándalos que destrozaron la ciudad de Bogotá, el 9 de abril de 1948 en el llamado “Bogotazo”, se encontraban bajo los efectos de la chicha.

6. La expresión “Ni chicha ni limoná” se usaba para decir que otra bebida no era tan fuerte como la chicha, ni tan suave como la limonada.

7. Simón Bolívar también persiguió a esta bebida y en su época se decía que estaba elaborada con sangre, escupitajos y hasta con huesos humanos.

A pesar de los enemigos que tiene, la chicha no da muestras de desaparición, al contrario, se mantiene vital y ese concepto de que es algo sucio e insalubre está cambiando y quiere mejor mostrarse como parte vital de nuestra identidad como latinoamericanos e hijos del maíz. 

Juan Carlos Garcia Sierra • Colombia.com • Mar, 04 / Ago / 2020 8:02 pm