Colombia.com Bogotá Martes, 03 / Jul / 2018

Los 10 platos más exóticos de Colombia

La diversidad de la tierra colombiana es la que nos permite tener deliciosos y exóticos platos que marcan la diferencia culinaria de cada región.

Los 10 platos más exóticos de Colombia

Colombia es un país lleno de delicias gastronómicas, su diversidad de climas y paisajes lo convierten en un lugar de tierras fértiles donde se cultiva gran variedad de frutas, verduras, hortalizas y se crían distintos animales.

Conoce las diez comidas más extrañas que puedes encontrar en nuestro país:

Hormigas culonas

Pese a que no es una novedad para los colombianos, es una de las curiosidades gastronómicas más llamativas para los turistas. Este extraño plato es originario de Santander, ¿pero cómo se prepara?, pues, estos suculentos insectos de cola prominente son tostados vivos y sazonados con sal para que queden aptos para su consumo.

Jute

Este curioso dulce de papa es tradicional de la región de Boyacá, y es producto de la fermentación de la variedad de papa ‘riche’ en un agujero creado en la tierra a unos 50 centímetros de profundidad durante dos meses. Su sabor es fuerte y su textura pegajosa, se debe tener una mente abierta para probarlo.

Mojojoy

Aunque esta larva hace parte de la dieta tradicional de los indígenas de la región amazónica y representa un peligro para muchos cultivos por ser considerada una plaga, hoy es uno de los atractivos gastronómicos para quienes visitan por primera vez la región. Se pueden consumir crudas, fritas o a la plancha.

Huevos de iguana

Actualmente está prohibido su consumo, debido a cómo se obtienen, ya que pone en riesgo de extinción a estos exóticos reptiles. Suelen comerse guisados o en tortilla, principalmente en los departamentos de Atlántico, Magdalena, Córdoba y Bolívar.

Gelatina de pata

Esta golosina típica colombiana por la que se ha hecho famoso el municipio de Andalucía en Valle del Cauca, se fabrica con la gelatina que queda después de la cocción prolongada de la pata de res. A este caldo lleno de colágeno se le adicionan panela, leche, canela y vainilla, se bate vigorosamente y se deja cuajar.

Guiso de hicotea

Es uno de los favoritos de la costa Atlántica en época de Semana Santa, y a su vez, uno de los más odiados por los ecologistas. Esta tortuga de la ciénaga, que se encuentra en vía de extinción, se prepara sancochada en tomate, cebolla y leche de coco. Se está trabajando por una crianza controlada para el consumo, sin que esto afecte el entorno natural.

Sopa de ternero neonato

Su nombre impresiona y según dicen los que la han probado, su sabor también. Este estofado de feto de ternero típico del departamento del Cauca se prepara condimentado con ajo, cebolla, achiote y maní tostado. Se acompaña con arepa y ají de piña. Si le llama la atención, dicen que los mejores lugares para probarlo son los famosos comedores de las plazas de mercado de los barrios Bolívar y Alfonso López de la ciudad de Popayán.

Cuy Asado

Este pequeño roedor, que se alimenta principalmente de pasto y cereales, es considerado el plato más representativo de la cultura nariñense. Se acostumbra a comerlo asado y se aliña con sal, ajo, comino, se atraviesa con una vara de cabeza a cola y se asa hasta que la carne esté tierna por dentro y tostada por fuera. Dicen sus adeptos que la carne del cachete es la mejor.

Chigüiro o carpincho asado

Aunque en el país aún no existe una reglamentación seria para su consumo, pues no se han establecido medidas de control para la distribución de la carne, sigue siendo una de las carnes preferidas por los habitantes del llano Colombiano. Su preparación es sencilla. La carne se condimenta sólo con sal y una vez en el asador, se le va agregando cerveza para evitar que se seque.

Gurre, jerre-jerre, tatú, mulita, o armadillo

Conocido también como la carne de siete sabores, pues un trozo puede llegar a tener la sustancia del cerdo, el pollo y el pavo. Son muchas las formas de prepararlo. Unos lo prefieren asado dentro de su mismo caparazón, otros frito para disfrutarlo como si fuera un chicharrón y los indígenas, por ejemplo, lo consumen en un sancocho preparado con la carne ahumada, plátano, papa y yuca.

 

Ma. Gabriela Garofalo - Colombia.com