Actualización: Vie, 30 / Nov / 2018 5:26 pm
Colombia.com Bogotá Mié, 28 / Nov / 2018 11:58 am

Los diez pueblos más lindos de Colombia

Los pueblos tienen mucho más de lo que crees, son pequeños rincones del país en los que encontrarás paraísos inexplorados y lugares únicos. 

Los diez pueblos más lindos de Colombia
Pueblos llenos de historia y belleza. Foto: Shutterstock.

Estos pueblos están llenos de magia, historia, artesanías y una cultura que tienes que descubrir y experimentar. Por eso, te traemos algunos de los pueblitos más lindos de Colombia

1. Barichara, Santander

Pueblo llamado "la ciudad colonial de Barichara". Foto: Shutterstock.

Barichara en 1978 recibió el título de Monumento Nacional, y su nombre significa “lugar de descanso”, pues en este bello municipio reina la calma y el silencio.

También es más conocido como “el pueblito más lindo de Colombia”, pues se encuentra en el corazón de Santander, a unas cuantas horas de Bucaramanga. 

Este lugar tiene más de 316 años de historia, cuando la imagen de la Inmaculada Concepción de la Virgen apareció tallada en una piedra de cal, alrededor de la cual se construyó una parroquia y se dieron los inicios del pueblo.

Cuenta la tradición que la ciudad se fundó oficialmente el 1 de agosto de 1742, y durante estos 276 años se ha conservado su arquitectura colonial. 

Un paisaje lleno de colores que predominan en todas sus calles, casas, iglesias y artesanías, que contrastan con el fondo natural y el conservado estilo de la colonia.

El amarillo es el color que se respira en Barichara. Foto: Shutterstock.

La iglesia de la Inmaculada Concepción, el mirador, la capilla de San Antonio, el Parque del Cementerio, el Camino Real (que conduce a Guane), el Puente Grande y la plazuela de Santa Bárbara son algunos de sus atractivos turísticos.

Además, la carne oreada, el cabrito, las hormigas culonas y la pepitoria son los platos típicos de este bello lugar. ¡No te puedes ir sin probarlos! 

2. Salamina, Caldas

Este lugar es considerado como patrimonio de Colombia. Foto: Shutterstock.

La llamada Salamina, Ciudad Luz o el Pueblo de los Parques fue fundada en 1825  y trasladada en 1827 al lugar en donde se encuentra actualmente. En 1982 fue declarado Monumento Nacional, además con sus casas de bahareque y tejas de barro parecen un pesebre. 

Posee nueve parques cuya arquitectura deja a la vista la historia de la colonización antioqueña. Allí, todo visitante puede disfrutar de los hermosos paisajes, montañas empinadas y de las casas con balcones de muchos colores al igual que educarse un poco sobre la cultura cafetera, el proceso de cosecha y producción del grano. 

Este municipio hace parte del Paisaje Cultural Cafetero. Foto: Shutterstock.

El parque Simón Bolívar es el corazón del pueblo y es de los mayores referentes de este lugar, además de esto, se puede encuentrar el monumento “A la Pila”

Este sitio es popular por su celebración llamada 'Noche de Fuego', la cual se realiza cada 7 de diciembre.

Cuenta con una serie de atractivos como la iglesia principal la Basílica Menor de la Inmaculada Concepción, con tres torres de color blanco y sin columnas en su interior, hospeda un gran órgano de viento que todavía funciona. Otros de los encantos de este pueblo son el kiosko del parque central, el cementerio “La Valvanera” y el mural de la historia de Salamina.

3. Santa Cruz de Mompós, Bolívar

Sus hermosos colores y estructura colonial han sido inspiración para muchos artísticas. Foto: Shutterstock.

Mompós, Mompoj, Santa Cruz de Mompox o la “Ciudad Museo” es uno de los pueblos de Colombia más representativos del 'Realismo mágico' y está ubicada en la isla Margarita, la isla más grande del país, justo al margen del río Magdalena.

También fue la segunda ciudad del país en ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995, siendo ya Monumento Nacional desde 1959.

Este lugar es un escenario exquisito, pues su arquitectura española en combinación con los aires caribeños, familias de aves que posan sobre los árboles, ventanas con un gran estilo, atardeceres inigualables que en conjunto hacen de Mompox toda una obra de arte.

El Convento de San Francisco, la Iglesia de la Concepción y el Santuario de San Agustín son lugares que deben visitarse. Al igual que la Casa de la Cultura, la Casa del “Te Deum” y el Claustro del Colegio Pinillos (primer colegio privado del país).

Una de las iglesias más representativas de Mompós. Foto: Shutterstock.

4. Jericó, Antioquia

Por conservar su arquitectura y costumbres el municipio fue nombrado Bien de Interés Cultural. Foto: Shutterstock.

Jericó, un pueblo de colores rodeado de montañas, plantaciones de café y plátano, es famoso por ser la cuna de la madre Laura Montoya, la primera santa colombiana que nació en 1864. Ello llevó a que este pueblo se volviera todavía más popular como destino de peregrinaciones religiosas, pues además de conocer la escultura de bronce de la santa que hay en la Catedral, pueden disfrutar del Santuario al Inmaculado Corazón de Jesús y del camino ecológico La Gruta de la Virgen de la Peña, un sendero rodeado por las estaciones del vía crucis hecho en cerámica francesa.

Sus casas revestidas de colorido y flores, acompañadas por verdes montañas llenas de vegetación, sus 19 templos, sus tiendas repletas de recuerdos católicos y bendiciones por montones, y el río Piedras hacen del caminar una experiencia inolvidable, más si en el recorrido te topas con las “Cien escalas”, un pasaje peatonal cuyos escalones son de piedra y en donde resaltan lindos balcones y faroles.

Un lugar bastante tranquilo para visitar. Foto: Shutterstock.

5. Guaduas, Cundinamarca

Lugar lleno de historia y personajes emblemáticos. Foto: Facebook/Guaduas Cundinamarca - COL.

Villa de Guaduas es uno de los pueblos más lindos de Cundinamarca, en él nació la líder revolucionaria Policarpa Salavarrieta mejor conocida como 'La Pola'.

En este lugar podrás visitar el mirador de Piedra, donde observarás el río grande del Magdalena, y parte del Parque Natural de los Nevados, además del salto de Versalles, una caída de agua de más de 40 metros de altura.

Su arquitectura es sencilla pero encantadora: tejas de barro, paredes de bahareque y zinc componen las casas de este poblado.

Guaduas tiene antiguas edificaciones construidas en bareque con aleros y balcones. Foto: Facebook/Viajandoxcolombia

Para ir a Medellín, Manizales o la Costa Atlántica desde Bogotá no hay opción de no toparse con Guaduas. Entonces, es obligatorio detenerse para degustar el bizcocho tradicional de arequipe, que tiene más de 100 años de historia en el municipio.

6. Villa de Leyva, Boyacá

La panorámica de este lindo pueblo. Foto: Shutterstock.

Su verdadero nombre es ciudad de Nuestra Señora de Santa María de Leyva, pero es más conocido como Villa de Leyva

Este pueblito de casas de colores es un encanto, pues en cada una de sus fachas se exhiben los famosos zócalos, estructuras coloridas que muestran todo tipo de figuras, desde oficios hasta animales y lugares.

La plaza principal del pueblo es enorme, totalmente empedrada, mide 14.000 metros y en el centro la adorna una fuente. Está rodeada por la parroquia y edificaciones de uno y dos pisos, donde predomina el blanco de las paredes, el verde de los balcones y puertas, y el color ladrillo de los techos. En la plaza, a mediodía el sol abrasa fuertemente y en las noches, las frías ventiscas se ven disipadas por el pacífico paisaje que los faroles encendidos en cada puerta proyectan alrededor.

Otro atractivo de Villa de Leyva es su arquitectura colonial. Foto: Shutterstock.

Este lugar es maravilloso por donde lo miren, pues además disfruta de los recursos hídricos de los ríos Sutamarchán, Sáchica y Canes, cuyos afluentes forman el río Moniquirá. Adicionalmente, el agua de la quebrada Colorada es tan pura que los visitantes pueden bañarse en ella.

7. La playa de Belén, Norte de Santander

 A los muertos de la Playa de Belén, en Norte de Santander, los entierran más cerca del cielo. Foto: Facebook/La Prensa Colombiana.

Este lugar fue elegido como el municipio más bello del Norte de Santander en 1996 y su nombre se debe debido a las características del suelo, pues parece una ribera del mar.

Sus primeros fundadores y pobladores fueron María Claro de Sanguino, Tiburcio Álvarez, Jesús Rueda y Juan Esteban Vega.

Caminar por el centro histórico de La Playa de Belén resulta fascinante, pues la armonía arquitectónica de sus casas contrasta con el intrigante y tosco paisaje que envuelve este pueblo.

Uno de los pueblos más lindos. Foto: Facebook/Centro de Historia La Playa de Belén.

Este pueblito, en el pasado fue famoso por ser un gran productor de cebolla y ofrece a sus visitantes un singular paisaje lleno de casas blancas, fachadas uniformes en conjunto con calles empedradas que evocan por sus observadores cierto aire de antaño. Posee tres vías principales: la del Medio, la de Atrás y la de Belén de Jesús. El panorama agreste, silencioso y pacífico lleva a que este municipio inspire en la memoria un pesebre viviente.

Posee lugares maravillosos de los cuales varios son los orgullos de los playeros o playenses. Uno de ellos son las torres de su iglesia. Otro, es la puerta al Área Natural Única Los Estoraques, una reserva de 640,62 hectáreas.

Dentro de sus atractivos turísticos se encuentran el parque Ángel Cortés, la Casa de la Cultura, el monumento a la Santa Cruz, el Parque Natural Yaraguá y el monumento a la Virgen del Carmen.

8. Ciénaga, Magdalena

Playas de la Ciénaga. Foto: Facebook/Ciénaga Magdalena.

Ciénaga está escondido en el Caribe y es llamada la “Capital del Realismo Mágico”, pues fue parte de la inspiración para el escritor Gabriel García Márquez. También fue escenario en 1928, de la Masacre de las Bananeras, episodio en el que los trabajadores de la United Fruit Company, fueron abatidos por el fuego de las fuerzas armadas del país. En su honor, puede visitarse la Plaza de los Mártires

La mayor parte de su población son pescadores y viven cerca a la Ciénaga Grande de Santa Marta, el complejo lagunar más grande de Colombia.

En medio de la Sierra Nevada de Santa Marta y el mar Caribe, este lugar cuenta con cuatro cuerpos de agua diferentes: el mismísimo mar, la Ciénaga Grande de Santa Marta, el río Córdoba y las aguas termales “El Volcán”

Recorrer el centro histórico (declarado en 1996 como Bien de Interés Cultural de la Nación), observar fascinantes paisajes gracias a la naturaleza que se vive en este municipio, visitar la Iglesia San Juan Bautista, acercarse al edificio de la logia masónica, practicar Kayak y visitar el Parque Nacional Natural Vía Isla de Salamanca son algunas de las actividades que los turistas pueden realizar.

Plaza Del Centenario en Ciénaga, Magdalena. Foto: Facebook.

9. Santa Cruz de Lorica, Córdoba 

Lorica, uno los pueblos de Colombia más representativos del Caribe. Foto: Shutterstock.

Santa Cruz de Lorica está ubicada junto al río Sinú y es llamada Ciudad Antigua y Señorial"Lorica Saudita", la capital del Bajo Sinú la capital de Bocachico, es el destino ideal para realizar caminatas y deleitarse con un poco de la historia del país mientras se bebe un sabroso jugo de níspero, típico de la región. 

Por la ubicación tan estratégica, este lugar ha sido un municipio reconocido por el comercio fluvial. 

La plaza del Mercado es patrimonio histórico nacional y es un paso obligado para los visitantes que pasan por Lorica, uno los pueblos de Colombia más representativos del Caribe.

Visitas imperdibles son al Mercado Público (una majestuosa construcción de colores amarillo y rojo a orillas del río Sinú declarada en 1996 como Monumento Nacional), a la iglesia, al centro histórico, al Palacio de las Trece Columnas, al puente del 20 de julio o “puente viejo”, entre muchos otros esplendorosos sitios. Si va en Semana Santa, podrás disfrutar del Festival del Burro.

10. Pijao, Quindío

Panorámica del pueblo de Pijao. Foto: Shutterstock.

Este maravilloso lugar esta ubicado a 50 minutos de Armenia, un lugar donde los días transcurren como si estuviesen detenidos en el tiempo y es esto se debe a que es el primero de los pueblos de Colombia y la primera población latinoamericana en ingresar a la red mundial "Ciudades sin prisa".

En Pijao todo se debe tomar con calma para poder apreciar las viviendas que todavía conservan la arquitectura típica de los pueblos del Eje Cafetero y sin prisa para retratar las coloridas casonas que enmarcan la plaza principal del pueblo.

Hemos escogido estos lindos lugares a nuestro criterio, pero si tienes uno en mente, no dudes en comentarlo, estamos seguros que hay muchos más pueblos lindos por visitar en Colombia.  

Puedes ver: 

Mary Mora - Colombia.com