Por: Redacción Gastronomía • Colombia.com

Recetas caseras: Aprende a hacer unas Croquetas de Pollo y Queso

Ideal para los niños o para un entremés casero, las Croquetas de Pollo y Queso son un deliciosa forma de preparar el pollo. 

Las croquetas de pollo, son una excelente opción para los 'peques' de la casa. Foto: Pixabay
Las croquetas de pollo, son una excelente opción para los 'peques' de la casa. Foto: Pixabay

Ideal para los niños o para un entremés casero, las Croquetas de Pollo y Queso son un deliciosa forma de preparar el pollo. 

Aprende a hacer unas deliciosas Croquetas de Pollo y Queso en casa, con pocos ingredientes, una opción rápida de cocinar algo rico y sencillo en casa. 

¿Qué vas a necesitar? 400 gramos de pechuga de pollo cocida previamente, 1 paquete de pan rallado, 125 gramos de queso rallado (mozzarella o parmesano), 1 pieza de cebolla, 1 taza de harina común. 

También vas a necesitar 3 vasos de agua o caldo de pollo, 2 pellizcos de orégano, 1 pizca de sal, 2 huevos, 500 mililitros de aceite para freír y 2 pellizcos de pimienta negra. 

Para empezar, toca picar la cebolla finamente y calienta en un sartén un chorrito de aceite. Cuando esté caliente, sofríe la cebolla unos minutos, preferiblemente a fuego medio-bajo para evitar que se queme. 

Ahora toca desmenuzar el pollo y cortar en tiras muy finas, cuando ya la cebolla esté transparente añades el pollo, para que se impregne de los sabores. 

Te toca añadir ahora la taza de harina, removiendo siempre para que no se pegue, con unos minutos de cocción ya tendrás la harina cocida y se irá formando una masa. 

Es tiempo de añadir el caldo de pollo, hasta que vaya aligerando la mezcla, no es necesario añadir todo el caldo, solo es para ir haciendo un tipo de salsa blanca con la harina. 

Vas condimentando todo, con las hierbas aromáticas y especies, añades el queso y dejas enfríar cuando ya esté listo, tendrás una masa, que podrás ir formando en bolitas. 

Tomas ahora dos platos, en una tendrás un huevo batido y en el otro pan rallado, para que queden bien crujientes puedes repetir el proceso dos veces. 

Tienes dos opciones, las puedes poner en el horno por 20 minutos a 180° y quedarán crujientes y doraditas, o también puedes fritarlas en la cantidad de aceite, cuando esté bien caliente, estarán listas en 5 minutos, dándole la vuelta y listas para servir ¡los niños, las amarán! 

Artículos Relacionados

+ Artículos