Colombia.com Bogotá Miércoles, 26 / Jun / 2019

Tres secretos para que tu arroz con pollo quede delicioso

¡El arroz con pollo siempre es ganador! Prepararlo puede ser sencillo, pero que sea rico y que sea un 'hit' entre las preparaciones preferidas de la casa, sigue estas recomendaciones para 'perfeccionarlo'.

Tres secretos del arroz con pollo
Estos son los añadidos que aportarán sabor especial a la preparación. Foto: Captura @MyDol.

¿Quieres ser un súper 'dotado' haciendo arroz con pollo? Aprende estos tres trucos que le brindarán a tu 'arroz con pollo' el mejor sabor, y el protagonismo que deseas cuando te arriesgues a prepararlo en casa:

Elige las piezas del pollo que más te gusten: Cuando uno prepara arroz con pechuga de pollo, muchos halagos recibirá el plato porque no tiene huesos y es muy fácil de cocinar y comer, aunque siempre dicen que es la parte más seca del pollo, y por eso debes estar atento en la cocción. 

Pero si en casa, prefieren que el pollo sea más jugoso puedes sellarla en un sartén caliente, la pechuga entera, la puedes agregar ya al final de la cocción del arroz y picarla solo para servir.

También te puede gustar leer: Colombia rompe dos récord guinnes en Caldas: ¡En el mismo día!

Usa caldo del pollo: Para que el arroz quede súper 'sabrosito', reservar un caldo de la pechuga bien sazonado, puede ser el secreto más valioso en esta preparación. Hacer el arroz en agua solamente, puede no ser tan delicioso como se piensa. 

Si el caldo fue hervido, mientras el pollo tuvo la piel, es muchísimo mejor, porque te mantendrá la preparación con poca grasa, pero muy jugoso, si seleccionas contra muslos y retiras la piel antes de cocinarlos, también será una delicia.

Otra recomendación para añadirle mejor sabor a la receta: es sofreir el pollo antes que la verdura. Sofreír el pollo antes de añadirlo a la preparación mantiene lo 'jugosito' preservado en sabor, y en cocción precisa. 

Todos los jugos del pollo, quedan en el sartén y eso le añadirá un sazón especial a la verdura, así que no la desperdicies por nada del mundo. Ese es el precioso momento para sofreir el arroz e incorporar el caldo, para luego dejar el pollo en el guiso y hacer su trabajo de homogenizar todo. ¿Te animas a mejorar la receta?

¡No dejes de ver!

Este platillo es muy bien recibido en las mesas colombianas, venezolanas, peruanas y hasta dominicanas, de hecho, cada país añade sus respectivas 'firmas gastronómicas' para darle un sabor bien delicioso y regional. 

Willmary Montilla - Colombia.com