Por: Daniel Gonzalez • Colombia.com

Una obra de arte: La pastelería en Bogotá que se destaca por sus platos innovadores

Le contamos todo lo relacionado sobre este restaurante en Bogotá, el cual se aleja de lo tradicional y lanzó al mercado platos peculiares para todos sus comensales.

Actualización
Pastelería en Bogotá. Foto: EFE
Pastelería en Bogotá. Foto: EFE

Le contamos todo lo relacionado sobre este restaurante en Bogotá, el cual se aleja de lo tradicional y lanzó al mercado platos peculiares para todos sus comensales.

Bogotá es reconocida mundialmente como una de las grandes capitales gastronómicas, recordando la cantidad de platos que se pueden llegar a encontrar en todo su territorio. Además de esto, su cocina es considerada como un acto cultural para toda Colombia, puesto que, en sus platos y en especial en la forma de prepararlos se pueden encontrar varias historias características de los siglos pasados.

Como consecuencia de esto, la gastronomía bogotana se encuentra en constante cambio, aspecto que la convierte en más llamativa para todos sus comensales y en especial para los visitantes extranjeros que visitan la capital de Colombia. Uno de los puntos más fuertes de esta región del país, son sus postres, los cuales son catalogados como un manjar para el paladar de todos los que se aventuran a probar estos platos.

Ante esta situación, se hizo viral una nueva pastelería, la cual se caracteriza por la presentación de todos sus platos, aspecto que llama la atención de todos sus comensales. 'Vida mía' es una pastelería ubicada en el Centro de Bogotá (Calle 19#2A-10 local 208A) en la zona conocida como City U.

Lo peculiar de esta pastelería es su gran variedad en postres, los cuales se caracterizan por su forma de ser servidos. Su tiramisú tiene forma de vaso de café relleno de las capas del pastel, tienen un cremoso de queso con bocadillo que tiene forma de pato. Otro plato que se destaca son las cocadas que se combina con un núcleo de dulce de maracuyá con mango, las cuales tienen forma de plátanos.

Además de esto, otros de sus platos más característicos tienen forma de ojos, gusanos, grano de café, donas y algunos más tradicionales, imágenes que convierten en un deleite para los comensales. Para todos los interesados en visitar esta nueva pastelería, los precios oscilan desde los 5 mil pesos colombianos hasta los 50 mil, los cuales son definidos por el tamaño de los postres que desea consumir.