INICIO PÁGINA PRINCIPALE-MAILCHATFOROSBUSCADORPOSTALESCOMPRAS; Tienda VirtualAMIGOS Y CONTACTOSTVRADIO
» Gobierno
» Perfiles
» Historia
» Ideología
» Procesos de Paz
» Sus Negocios
» Discurso Bolivariano
» Multimedia
   
EL MÁS SÓLIDO INTENTO

Aunque los esfuerzos por llegar a un acuerdo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc, surgieron desde la década del ochenta, específicamente en el gobierno de Belisario Betancourt y posteriormente con los mandatos de Virgilio Barco, César Gaviria, Ernesto Samper y Andrés Pastrana; es con este último presidente, que se vio una sólida intención de iniciar con todas las de la ley un proceso de paz.

Los trabajos para llegar a ese objetivo se iniciaron antes de que Andrés Pastrana Arango asumiera el mandato; por primera vez se realizó un encuentro con Manuel Marulanda Vélez, alias "Tirofijo", máximo líder de las Farc, en las montañas de Colombia. Allí se asentaron las primeras conversaciones para la iniciación de un proceso de paz.

Sin duda alguna, el encuentro sostenido por el entonces candidato presidencial y el guerrillero más viejo del mundo, ayudó y dio un fuerte impulso a la campaña de Pastrana, quien finalmente se posesionó como presidente de Colombia el siete de agosto de 1998.

La expectativa y la esperanza que generó la iniciativa del actual Gobierno aumentaron el siete de enero de 1999, día en que realizó la instalación oficial de los diálogos. Pero esa fecha, en presencia de la prensa nacional e internacional, la silla que estaba reservada para Marulanda Vélez permaneció vacía; muchos dijeron que la falta de voluntad de la guerrilla fue notoria desde el primer día.

El pensamiento ideológico de las Farc se ha basado siempre en la lucha y en las armas, por tal razón los diálogos se convierten en una táctica para sacar beneficio. Las causas de la ruptura del proceso el 20 de febrero de este año, confirmaron la teoría de que no todas las guerrillas llegan a la mesa de negociación a firmar la paz, sino para ver qué provecho pueden sacar de dichas conversaciones.

Y en efecto las tuvieron. Lograron obtener un status político que les representaba tener ventajas en el exterior, la Zona de Distensión otorgada por la administración les permitió crecer militarmente al igual que los ingresos, por las múltiples actividades delictivas que se realizaron allí y que iban en contra de la verdadera finalidad que tenía la zona: un laboratorio de paz.
Las hostilidades y las acciones violentas nunca cesaron. De hacerlo, para el grupo ilegal les representaba un posible debilitamiento ante el gobierno que podría ser aprovechado para no realizar las reformas que ellos piden desde hace 40 años. El poder de la guerrilla aumentó gracias a la condescendencia del mandato de Pastrana que esperaba avances.

Respecto a la negociación, Rafael Pardo Rueda, quien durante el mandato de Virgilio Barco se desempeñó como consejero presidencial para la paz, evaluó el proceso como un acto de buenas intenciones por parte del Gobierno y muy malas de las Farc.

"El grupo guerrillero nunca estuvo a la altura de la generosidad que se planteó. Además, se tuvo una concepción equivocada de la negociación al pensar que podría darse rápido y por eso no pusieron condiciones. Tampoco hubo un núcleo de negociación central sino que se dialogó sobre una agenda que empezó con 12 puntos, que se volvieron 50, de los cuales no se llegó ningún acuerdo y que no hubiera llevado a la paz. Igualmente, no se dieron garantías para que durante este tiempo la sociedad estuviera tranquila y para que el grupo armado no se fortaleciera. En este sentido, creo que el Presidente tuvo razón en romperlo o interrumpirlo porque no estaba llevando a la reconciliación sino prolongándola", aseguró.

La entrega de un territorio sin control alguno a la guerrilla, el poder político y el no cese de la violencia a pesar de desarrollar un proceso de paz, no fueron herramientas suficientes para que éste se concretara positivamente. Finalmente, los esfuerzos del Gobierno, a pesar de las críticas, no tuvieron fruto alguno, y ahora nuevamente hay expectativa con respecto a la actuación que hará el sucesor de Pastrana Arango ante el problema con la guerrilla.

El objetivo de este informe especial está enfocado a presentar lo que ha sido el desarrollo del grupo subversivo de las Farc, exponer de manera clara información general, su incidencia en la historia colombiana y los diálogos con diversos gobiernos en donde han sido protagonistas. Todo con el fin de despejar dudas a las personas que desean conocer más de este grupo.

Colombia.com aclara que la elaboración del mismo no tiene la intención de hacer apología, ni está de acuerdo con las acciones que desarrolle el grupo al margen de la ley.

-
+ Multimedia (galería) 
 
Secuestro, extorsión y narcotráfico son las actividades delictivas que más dividendos le deja a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc.

Nota Completa