Colombia.com Bogotá Lunes, 08 / Abr / 2019

Cuatro sencillas opciones de comida asiática

La comida asiática se ha convertido en una opción alimenticia que resultó una delicia en el paladar de los colombianos. ¿Te animas a preparar en casa estos ricos platillos?

Cuatro sencillas opciones de comida asiática
Las recetas asiáticas son deliciosas, saludables y faciles de preparar. Foto: Shutterstock.

Si lo que deseas es variedad de sabores al paladar, la comida asiática es una delicia, y existen varias opciones que puedes preparar en casa, y con pocos pasos podrás disfrutar de algo rico y saludable. 

1.Arroz tres delicias: Arroz de grano largo tipo basmati, jazmín, thai  ó el que te guste, necesitas 400 gramos, una zanahoria, gambas 150 gramos, guisantes 75 gramos, jamón en taquitos, 75 gramos, dos huevos, salsa de soja, 20 mililitros, azúcar 10 gramos y aceite de oliva virgen extra.

¿Qué hacer? Hay que cortar la zanahoria trozos pequeños y la ponemos a cocinar en agua y un poco de sal. Abres la lata de guisantes, bates los huevos con la sal y una cucharadita de azúcar y preparamos una tortilla. La tortilla debe ser fina, tipo crêpe.

Si puedes preparar con anticipación el arroz, mucho mejor. Solo lo pones en su punto de cocción, aprovechas en el momento en que se está secando, para añadirle los trozos de jamón y lo revuelves muy bien. Salteamos las gambas ligeramente en una sartén amplia con el resto del aceite de oliva, y como ya tenemos todos los ingredientes listos, procedemos a preparar el plato de arroz tres delicias.

Para ello, añadimos el arroz bien escurrido a la sartén, y sazonamos con las cucharadas de salsa de soja. Sofríe el resto de los ingredientes, salteando todo para que se mezclen en el sartén y cuando estén listos, se pasan directo a un recipiente grande, se sirve caliente con salsa de soja al gusto.  

Foto: Deliciosi.com
 

2. Sim sum lo mei (empanaditas de carne o vegetales): 500 gr. de carne picada que puede ser mezclada, o cerdo ó ternera.  1/2 cebolla, ajo, 1 clara de huevo, 2 cucharadas de salsa de soja, 1 cucharada de azúcar moreno, 1 cucharada de mirin (vino de arroz) o vino blanco para cocinar, hojaldre para las empanaditas y sal y pimienta. 

La preparación es sencilla: Debes picar finamente la cebolla y sofreirla en una sartén hasta que se ablande, a esa misma cocción, añades ajo picado y en el punto que se empiece a dorar, añade el azúcar. Bajas el fuego hasta que se caramelice aproximadamente unos 2 minutos, es importante que no se ponga oscuro.

Ahora bien mezclas la carne con la cebolla caramelizada, la salsa de soja, la clara de huevo y el vino, le añades a tu gusto sal y pimienta. Ya eso está listo, solo queda armar.  Para eso procedes a rellenar una a una los trozos de hojaldre con una cucharadita pequeña del relleno y vas cerrando los saquitos apretando en pliegues o si prefieres atarlos con una tira de cebollino, también es válido.

¿Tienes una vaporera? La vas a necesitar para cocer el hojaldre. Procedes a untar las rejillas con aceite para que no se peguen los saquitos. Pones los "dim sum" en la rejilla, pones a hervir agua en una cacerola cuyo diámetro sea menor que el de la vaporera, lo que necesitas es que  la vaporera no toque el agua. Colocas la vaporera encima, taparla y dejarla alrededor de 10 minutos. Los sirves con los aderezos que prefieras. Son deliciosos. 

Foto: Captura Buzzfeed.

3. Verduras salteadas con salsa de soja: 50 gr de champiñones o setas shitake,  trozo de repollo o col china, 1 zanahoria media cebolla, 1 trozo de pimiento rojo, verde, amarillo o varios colores mezclados, ajo, salsa de soja al gusto, vino blanco o sake, aceite de oliva ó sésamo. 

Picar todos los ingredientes en tiras, si son tipo juliana gruesa, mucho mejor. Poner a calentar un sarten hondo, si en casa tienes un 'wok' mejor sácalo, porque lo vas a necesitar. Calentamos el aceite, y añadimos todos los ingredientes picados, el ajo triturado debe ir cuando los vegetales estén en su punto.

Debes ponerle sal, justo en este punto, pero recuerda poner poca cantidad, ya que la salsa de soja ya tiene un alto porcentaje de sal. A esto, le añades el vino, y sigue removiendo los ingredientes a fuego medio. Cuando el vino se haya evaporado, es el momento de añadir las semillas de sésamo y apagar. ¡Listo para comer!

Foto: Captura Buzzfeed. 

4. Pollo Satay: 500gr pechugas de pollo a dados, 100gramos maníes pelados, 1 cebolleta, 2 cucharadas de aceite de girasol, 1/2 cucharadita de canela molida, 1/2 cucharadita de jengibre rallado, 1 cucharadita de azúcar morena, zumo de medio limón, 200ml de leche de coco ó crema de leche, sal y pimienta.

Si no tienes un procesador, pones los 100gramos de maníes hasta que queden en polvo, o si quieres los pones en molinillo a la mano. Calientas en una cacerola el aceite de girasol, o el que hayas preferido usar, sofríes la cebolleta hasta que esté dorada, añades los maníes y la leche de coco o la crema de leche. 

Cocinas la combinación hasta que esté bien espesa, cuando esté bien templada pones el resto de especias: la canela, el jengibre, el azúcar moreno, el zumo de limón, sal y pimienta. Con esta salsa, se ponen a macerar los trozos de pollo con esta salsa en la nevera durante al menos media hora. Lo mejor es dejarlo un par de horas.

Si tienes el arroz preparado con anticipación, mucho mejor. Ya con eso tienes la guarnición, acto seguido toca tostar el coco junto con los maníes restantes, evitando que queden marrones.  Por otro lado tostamos el coco junto con los cacahuetes en una sartén a fuego suave. Deben quedar de un color marrón claro. Si se tuestan demasiado se ponen amargos.

Cocinas en el sartén, hasta que estén bien dorados, cuando este lista, los polvoreas con los frutos secos, previamente tostados y sirves con arroz blanco. ¡Buen provecho!

Foto: Captura Buzzfeed. 

Willmary Montilla - Colombia.com