Colombia.com Bogotá Lunes, 04 / Mar / 2019

Platos comestibles, la solución al problema del plástico

Si estos platos comestibles acaban en la basura, son completamente reciclables; se convierten en abono en solo treinta días. 

El plato comestible creado con salvado de trigo por Biotrem. Foto: Bioterm.
El plato comestible creado con salvado de trigo por Biotrem. Foto: Bioterm.

Un plato de papel puede tardar hasta seis meses en degradarse; uno de plástico, cien años. Las autoridades, los comercios y muchos ciudadanos han declarado la guerra al plástico, generando que cada vez se unan las compañías para preservar nuestro futuro. Pero no basta con querer desterrar el plástico contaminante de nuestra vida cotidiana.

En el caso de las vajillas desechables de plástico, que se encuentran entre los productos más contaminantes, la empresa polaca Biotrem tiene la solución: platos y cubiertos comestibles que no contaminan, se degradan en solo 30 días, y además alimentan. ¿Qué más se puede pedir?

Te puede interesar: Desperdicio de comida en Colombia superó las 9 millones de toneladas

Biotrem fabrica vajillas comestibles completamente naturales; se ajustan a la futura normativa de la UE, que quiere prohibir los platos de plástico en 2021.

Su creador, un molinero con una tradición familiar que se remonta casi un siglo, Jerzy Wysocki, los elabora únicamente con salvado de trigo en estado puro, que se prensa y se calienta en un molde hasta obtener la forma deseada, para obtener platos y cubiertos comestibles.

Debido a su material de creación, son más resistentes y prácticos que los platos de plástico. Resisten tanto el frío como el calor, e incluso puedes meterlos en el microondas, o en el horno para cocinar un pastel. Así que en ese aspecto superan a las vajillas de plástico o papel, que no se pueden meter en el horno.

Si estos platos comestibles Biotrem acaban en la basura, son completamente reciclables; se convierten en abono en solo treinta días.

Los productos de Biotrem aún no tienen distribuidor oficial en nuestro país, pero se venden en Amazon España.

Podemos ver que 100 platos comestibles de 28 centímetros tienen un precio de 31,49 euros. Cada plato sale a unos 31 céntimos. Claramente son más caros que los platos de plástico o papel, pero ya hemos visto sus ventajas: no contaminan, se pueden meter en el horno y el microondas, y se pueden comer, así que sirven como alimento.

También puedes leer: Receta de hamburguesas de lentejas y arroz

Mary Mora Escamilla - Colombia.com