Colombia.com Bogotá Viernes, 25 / May / 2018

18 Scalini, un viaje culinario desde el sur hasta al norte de Italia

La gastronomía italiana es conocida por venir de las tradiciones familiares, de esas recetas y tips que se heredan y se enseñan de generación en generación. 

  • 18 Scalini, un viaje culinario desde el sur hasta al  norte de Italia
  • 18 Scalini, un viaje culinario desde el sur hasta al  norte de Italia
  • 18 Scalini, un viaje culinario desde el sur hasta al  norte de Italia
  • 18 Scalini, un viaje culinario desde el sur hasta al  norte de Italia

Un italiano y una colombiana crearon hace tres años el restaurante 18 Scalini, un lugar donde se pueden disfrutar platos originarios del norte, sur y centro del país de la famosa bota. La comida es tan variada como sus regiones y cada plato tiene una historia que pasa por la que une todo: la historia de amor gastronómica de Luca y Giuliana.

Te puede interesar: El Esturión, una alternativa de comida peruana

 “El secreto del sabor particular y exquisito de las recetas del viejo continente casi siempre provienen de una tradición familiar”, afirma Giuliana Zito, propietaria del Restaurante 18 Scalini, una economista de la Universidad de Siena, que se dejó seducir por el amor a la cocina, una  pasión que  heredó de su padre Mario (italiano también y quien creó otro clásico bogotano: San Giorgio Tratoria).

Cuando era niña Giuliana también vivió en el sur de Italia donde veía todo el tiempo cocinar a su abuela italiana y le llamó mucho la atención que los lunes cuando regresaba a estudiar sus compañeros le preguntaban: ¿qué almorzó ayer?. Una frase que para ella es el reflejo de lo importante que es la comida para los italianos… y para ella. Años más tarde Giuliana terminó su carrera como economista en la Toscana y conoció a su esposo Luca Rojatti, especialista en sistemas originario del norte de Italia y actual chef del Restaurante 18 Scalini, quien asegura “amar tanto la cocina de su país, como a su esposa”. Unas cortas vacaciones de la pareja  en Colombia se convirtieron en una estadía sin retorno, la familia Rojatti-Zito se radicó en Bogotá y diferentes los hechos los llevarían a abandonar los números y los computadores y a vivir de lo que realmente aman: cocinar.

Luca estuvo inmerso en la gastronomía desde pequeño gracias a su madre, quien le  enseñó la importancia de la cocina y la unión familiar como símbolo del centro de la casa, según recuerda “para los italianos es más importante comer que respirar, comer juntos los domingos resulta toda una experiencia  y los olores de la cocina logran identificar el día de la semana.                 

La entrada formal de Giuliana al mundo de la gastronomía, se dio con la ampliación del restaurante de su familia, San Giorgio Trattoria, una apuesta que la llevó  a renunciar a su empleo como investigadora económica para asociarse con su madre y juntas trabajar para impulsar el negocio familiar, un reto que  la llevó a ser diseñadora, arquitecta, mesera y chef a la vez. “Nos inventábamos recetas junto a las cocineras, estudiábamos a profundidad el mundo del vino, para saber  cómo tomarlo, catarlo y sentirlo, una experiencia que internacionalizamos  gracias a diversos cursos en Italia de la mano de productores y agricultores de las ferias más famosas del país, ese gusto por aprender más y así llevarle las mejores experiencias gastronómicas a mis comensales aún me mantiene viajando al menos una vez al año para actualizarme”, asegura Giuliana.

18 Scalini nació en julio de 2015 bajo el concepto de una cocina centrada en las vivencias familiares de sus dueños, maridando recetas del norte (donde nació Luca), del sur (de donde es la familia de Giuliana) y del centro (donde se conocieron y se casaron). Así que quien quiere conocer o revivir el ambiente de la cocina italiana debe conocer este restaurante ubicado en Quinta Camacho en Bogotá. El ambiente es el de una villa Toscana, como era de esperarse hay un horno maravilloso de leña, la pasta se hace a mano y la carta sus dueños la definen como equilibrada y con carácter. 

Entre los platos insignia del restaurante están: El Spaghetti al flambé, una especialidad que se prepara en el queso parmesano y se lleva a  la mesa para ser flambeado en vodka y salteado en queso fundido. Si de pescados se trata, el recomendado es el salmone al cartoccio, un delicioso filete de salmón sellado en crema de puerros y pimienta suave terminado en horno de leña “al cartoccio”, es decir con una capa de masa de pizza que deja el pescado jugoso y suave. Uno de los platos más tradicionales de la cocina italiana es la lasagna, en 18 Scalini le ponen un toque diferente, la carne de res cocinada lentamente se deshilacha en la salsa de tomates frescos. Los ravioli al gorgonzola, son otros imperdibles del restaurante, su relleno de queso azul, pera y nueces los convierten en un plato original y delicioso, servido en cremosa salsa de salvia.

Otra de sus especialidades más recientes y con mayor popularidad son las pizzas, con ingredientes de primera y preparadas en horno de leña. La cocina 18 Scalini también ofrece clases de pizza a los cocineros aficionados, de la mano de su chef Luca Rojatti y catas de vino dirigidas por Giuliana Zito. Definitivamente visitar el restaurante es tener a Italia servida en la mesa, con sus delicias de norte, sur y centro. Quienes aman comer, sentarse a la mesa y disfrutar de sabores y aromas, amarán 18 Scalini.

18 Scalini se encuentra ubicado en la carrera 9 N 70-41 en Bogotá o puede llamar para hacer su reserva a los teléfonos 3573495 – 2499287

Te puede interesar: 

#Gastronomía ¿Qué tal si inicias tu día con un delicioso canelazo?

Posted by Colombia.com on Tuesday, October 24, 2017

Colombia.com