Colombia.com Bogotá Domingo, 10 / Mar / 2019

Los dulces que han marcado historia en Colombia

Varias generaciones han disfrutado con estas deliciosas golosinas

Los dulces que han marcado historia en Colombia
Varias golosinas han acompañado a varias generaciones de colombianos. Foto:Shutterstock

Si hay algo que identifica a los colombianos es su fuerte identificación y gusto por las comidas típicas que se producen en el país. Esto se incrementa cuando de delicias dulces se trata, ya que estos han acompañado (y siguen acompañando) a varias generaciones de colombianos. Es por eso que en Colombia.com decidimos recopilar las golosinas predilectas por los colombianos:

Frunas

Desde hace más de 50 años, estos caramelos blandos con sabor a frutas han acompañado a chicos y grandes. Con su variedad de sabores (fresa, mora, piña, limón, entre otras) y su sabor que ningún otro producto ha podido imitar las frunas han acompañado a los colombianos desde 1941, cuando Emilio Stern trajo consigo la fórmula alemana para la fabricación de estos dulces. Aunque han pasado por varios cambios, las frunas siguen estando vigentes.

Foto: Twitter

Chocolatinas Jet

Sin duda alguna, los chocolates Jet son uno de los dulces más recordados y queridos por los colombianos. Desde su aparición en 1961, se convirtieron en una de las favoritas por chicos y grandes. Su nombre se debe a que en aquellos días llegaron los primeros aviones a propulsión (más conocidos como jets) y estos vehículos fueron un gran avance tecnológico para la época. Además, en su interior siempre vienen unas láminas ilustradas acerca de animales, ciencias y demás, y que se pueden coleccionar en los denominados álbumes Jet.

Foto: Twitter

Supercocos

En 1948, un empresario de origen árabe llamado Federico Peters decidió crear una compañía que se especializara en el mercado de dulces. Uno de sus productos más importantes se denominó “Supercoco” y fue creado a partir de una receta familiar. Hoy, 71 años después, el Supercoco sigue estando presente entre los colombianos que siempre reconocen en su tradicional empaque verde con letras amarillas

Foto: Twitter

Bon Bon Bum

En 1970, cuando el gerente y el director de producción de Colombina viajaron a Puerto Rico quedaron fascinados por una bola de caramelo con un chicle adentro. Ellos se dieron a la tarea de contactar al dueño de la máquina que hacía posible esta delicia para adaptar sus tradicionales chupetas y lograr algo similar. El resultado fue ni más ni menos que el “Bon Bon Bum” (cuyo nombre se deriva de la palabra bombón y la sensación que produce la explosión del chicle en la boca: bum).Es así como este dulce tiene más de 40 años acompañando a los colombianos.

Foto: Twitter

Quipitos

En 1983, el creciente éxito de la compañía Quala en Colombia así como su experiencia creando productos en polvo (como el Instacream y el Batihelado) les permitieron desarrollar una deliciosa golosina en polvo que no solo es recordada por su característico sabor (hay quienes aseguran que nadie sabe con certeza a qué sabe) sino además por la sensación que produce en la boca.

Foto: Twitter

Sparkies

Otro de los caramelos más reconocidos por los colombianos son estas bolitas de sabores frutales que han acompañado a varias generaciones durante décadas. Estos caramelos fueron creados por la compañía Cadbury Adams (creadora también de los Chiclets y los Bubbaloos)

Foto: Twitter

Barrilete

Hacía 1987, la compañía Súper (los mismos creadores del Supercoco) decidió crear un nuevo dulce que se volviera tendencia en Colombia. Y así fue, ya que esta barra masticable de colores se ha convertido en una insignia de las golosinas colombianas.

Foto: Twitter

Nucita

Creada en 1979 por Colombina, la Nucita fue puesta a la venta por como un producto que mantuviera el éxito de los anteriores dulces de la compañía (Bon Bon Bum y Coffee Deligth). Su increíble mezcla de crema de chocolate y nueves aún cautiva a chicos y grandes quienes por décadas han visto como este dulce también se ha expandido a otros productos como helados y cremas para untar.

Foto: Twitter

Arequipe

Es uno de los productos dulces más famosos del país. Su gran variedad de presentaciones (en obleas, brevas, en solitario) hace que sea muy difícil que algún colombiano haya dejado de probar, si quiera una vez este delicioso manjar. Aunque su origen está ligado a las tierras lejanas de Filipinas, es imposible negar que este dulce sea uno de los más consumidos de nuestro país. Este dulce nace de la mezcla de leche y azúcar que fundidos en calor hace que obtengan una consistencia suave y su sabor característico

Foto: Twitter

Chocoramo

Este delicioso ponqué recubierto de chocolate es la golosina preferida de muchos. Gracias a Don Rafael Molano y su esposa Ana Luisa Camacho, vio la luz la compañía Ramo que debido a su tradicional receta se expandió rápidamente por todo el país. Este tradicional producto está constituido por el ponqué Ramo original (lo que ahora conocemos como el Gala) que es recubierto por una gruesa capa de chocolate. La receta pertenecía a la mamá de Don Rafael, quien decidió compartirla con su nuera que a su vez, mandaba a su esposo a vender el producto entre sus compañeros de trabajo en la fábrica de Bavaria en la década de 1950.

Foto: Twitter

También te puede gustar: Los 5 platos más exóticos de Colombia

Redacción Gastronomía - Colombia.com