Por: Redacción Gastronomía • Colombia.com

Recetas caseras: Atrévete a hacer unas deliciosas galletas de coco

Enamora a quien más quieres con este postre único y especial.

No te quedes con las ganas de probar estas galletas. Foto: Pixabay
No te quedes con las ganas de probar estas galletas. Foto: Pixabay

Enamora a quien más quieres con este postre único y especial.

Prepara unas ricas, crujientes y deliciosas galletas de coco en casa, con ingredientes fáciles de conseguir y en poco tiempo.

Podrás disfrutarlas al desayuno, después del almuerzo o por qué no, antes de la cena. También son perfectas para una fecha especial.

Empieza a preparar esta receta

Ingredientes: 140 gramos de mantequilla sin sal, 100 gramos de azúcar blanco, 1 huevo, 100 gramos de coco rallado, 250 gramos de harina de trigo de repostería, media cucharadita de sal, 1 cucharadira de esencia de vainilla, 1 cucharadita de polvo para hornear, coco rallado para decorar.

Paso a paso para hacer unas deliciosas galletas de coco en casa:

1. Batir la mantequilla a temperatura ambiente con el zúcar. Como resultado se debe obtener una mezcla cremosa.

2. Incorporar el huevo junto con la vainilla y batir lo necesario para integrar todo a la masa. Luego, tamizar la harina y cuando esté lista agregar sal y el polvo de hornear. Volver a batir mientras de añade el coco rallado poco a poco para lograr una masa más homogénea.

3. La taza donde se tiene la masa de las galletas se debe tapar con papel film. Llevar la preparación a la nevera para dejar reposar unos 60 minutos aproximadamente hasta que esté bien fría.

4. Porteriormente sacar la masa y dividir en bolitas (entre 3-4 centímetros con ayuda de las manos un poco húmedas), sobre una bandeja forrada con papel de horno.

5. Al terminar de colocar todas la bolitas de masa sobre la bandeja, esparcir por encima más coco rallado al gusto.

6. Finalmente cocinar las galletas en el horno precalentado a 180°C durante unos 15 minutos. Es importante tener en cuenta que en los 10 primeros minutos se pueden revisar para comprobar cómo van y si se desean o no más doradas.

Del mismo modo, recordar que al sacarlas del horno se terminan de endurecer.

7. Cuando estén frías podrás disfrutarlas como postres después del almuerzo. ¡Atrévete a hacerlas en casa para enamorar a quien más quieres!

 

Artículos Relacionados

+ Artículos