Por: Redacción Gastronomía • Colombia.com

Comer sano: Tortilla de espinacas con champiñones, una deliciosa opción de comer saludable

Si quieres cenar algo rápido, fácil y delicioso, una tortilla de huevos siempre será la solución: aprende a hacer una Tortilla de Espinacas y Champiñones en casa. 

Actualización
La espinaca tiene gran aporte nutricional para una cena o cualquier hora del día. Foto: Pixabay
La espinaca tiene gran aporte nutricional para una cena o cualquier hora del día. Foto: Pixabay

Si quieres cenar algo rápido, fácil y delicioso, una tortilla de huevos siempre será la solución: aprende a hacer una Tortilla de Espinacas y Champiñones en casa. 

Una Tortilla de Espinacas y Champiñones es una alternativa saludable que puedes preparar en casa de una forma rápida, sencilla y deliciosa. 

¿Qué vas a necesitar? 2 huevos, 1 champiñon picado, 3 hojas de espinacas lavadas y picadas, 1 ajo rallado, cebolla rallada, aceite vegetal o de coco, sal y pimienta al gusto. 

Tomar un recipiento para batir los huevos, la idea es que queden bien mezclados, sal pimentar al gusto. Ahora en un sartén caliente, pondrás aceite vegetal a fuego medio. 

Añades la cebolla y el ajo rallado, hasta que clarifiquen, no puedes dejar que el ajo se pase de color, por que genera mal sabor a la preparación. En esta base, añadirás la espinaca y los champiñones para que se impregnen de sabor. 

Ya todo esté 'al dente', añades los huevos y la idea es que tomes el mango del sartén y dejes que el huevo se integre con los ingredientes, plenamente, hasta taparlo. 

Puedes poner una tapa sobre el sartén y baja el fuego al mínimo, para que se cocine lo mejor posible, la idea es que pasados 8 minutos, puedas darle la vuelta sin que se dañe. 

La puedes acompañar con una ensalada mixta, o una pieza de pan integral según sean tu plan de alimentación, si es para controlar peso o quieras balancear tu alimentación. 

La espinaca es una fuente excelente de vitaminas K, A, C y ácido fólico. También es rica en manganeso, magnesio, hierro y vitamina B2. La vitamina K es importante para la salud de los huesos y es difícil encontrar vegetales con más vitamina K que la espinaca. 

Mientras que los champiñones tienen selenio que ayudan a combatir los radicales libres. Ayudan a la salud cardiovascular: al ser ricos en potasio y sodio, los champiñones ayudan a controlar la presión arterial y fortalecen el corazón. 

Artículos Relacionados

+ Artículos