Por: Redacción Gastronomía • Colombia.com

Comer sano: Aprende a hacer Nuggets vegetarianos, crujientes y deliciosos

Aprende a hacer opciones saludables de comidas ricas y crujientes, sin sentir remordimientos. 

Actualización
Los Nuggets tiene un excelente aporte de fibras y proteínas que los harán una buena opción. Foto: Pixabay
Los Nuggets tiene un excelente aporte de fibras y proteínas que los harán una buena opción. Foto: Pixabay

Aprende a hacer opciones saludables de comidas ricas y crujientes, sin sentir remordimientos. 

¿Te gustan los Nuggets frito y crujientes? Pero después de comerlos, te quedas con remordimiento, no te preocupes, aprende a hacer una versión saludable y en casa. Haz Nuggets vegetarianos, crujientes y deliciosos en casa. 

¿Qué vas a necesitar? 1 taza de arvejas, 2 cucharadas de hierbas aromáticas, 1 cucharada de pimentón molido, 1 cucharada de comino, ¾ taza de agua, 1 taza de pan rallado, avena en hojuelas y ½ taza de yogur natural y 1 huevo. 

Lo primero es hacer tu propia harina con las arvejas y el condimiento, pones los granos en un procesador y listo, tienes la harina. 

Agregas ahora el agua, hasta que te quede una masa que puedas manipular con las manos y con una buena consistencia para moldearla. Cuando esté en el punto, puedes empezar a hacer un pelotita que luego aplastarás con la palma de tus manos hasta que quede en forma de Nuggets. 

Vas a poner en una olla, agua suficiente a hervir, cuando el agua entre en hervor pondrás los nuggets a cocinar unos 5 minutos. Ahora toca dejarlos reposar sobre un papel absorbente para que queden secos. 

Tomas el huevo, lo bates en un recipiente. En un plato, pones el pan rallado y los vas sumergiendo primero en huevo y luego en pan rallado. Si quieres que queden bien crujientes, toma un sartén, con una cucharada de aceite de coco y los pondrás a dorar a fuego fuerte, hasta que estén dorados por ambos lados. 

Tienen una buena carga de proteina, los puedes comer con puré de papas, una tortilla de verduras o una ensalada mixta, lo bueno es que los puedes congelar solo con la cocción en agua, y dejar el empanizado para el momento que los vayas a consumir y son deliciosos. 

Artículos Relacionados

+ Artículos