Colombia.com Bogotá Jueves, 18 / Oct / 2018

Las alergias pueden interrumpir el sueño de los niños

Para que los más pequeños de la familia tengan un sueño reparador es importante evitar las alergias. 

Las alergias pueden interrumpir el sueño de los niños
Los peluches son como un imán para el polvo y los ácaros. Foto: Shutterstock

Las alergias en los niños en muchas ocasiones pueden hacer que los pequeños no puedan lograr un sueño profundo y reparador, por eso es muy importante que cuando los menores estén con este padecimiento hay que ayudarlos, para controlarla y evitar que se aumente.

Te puede interesar: ¿Sufre de insomnio? No se automedique

De esta manera, el  médico asesor en descanso para Americana de Colchones, Santiago Rojas, nos regala algunos consejos para que los pequeños de alguna manera logren dormir mejor.

- No permitir mascotas en la habitación.

- Los peluches son como un imán para el polvo y los ácaros.

- Prescindir de alfombras, cortinas pesadas y otros tejidos que atrapan el polvo.

- Conseguir almohadas y ropa de cama hipoalergénicas. Las fundas de almohadas y colchones pueden ayudar.

- Si utiliza para facilitar la respiración un humidificador, debe cambiar el agua con frecuencia para que no se reproduzcan los alérgenos.

- Si  sospecha de una alergia alimentaria, procurer eliminar ciertos alimentos o tipos de alimentos y ver si eso alivia los síntomas.

Pero se ha preguntado alguna vez cuál es el periodo de cada siesta dependiendo de la edad. De acuerdo con el experto en descanso para Americana de Colchones, el médico Santiago Rojas, los periodos de descanso diurno se van acortando a medida que el niño va creciendo. Primero desaparece la siesta de la mañana y más tarde, más o menos a partir de los cuatro años, se elimina la de la tarde.

“A los recién nacidos nunca hacerlos dormir mecido ni en brazos. A esa edad ellos duermen la mayoría del tiempo. Mientras al niño, un poco más grande, se le debe permitir la siesta después de la comida y acostarlos después del atardecer y permitir que se despierte después del amanecer, no antes”, enfatiza Rojas.

Igualmente, recomienda que después al escolar favorecerle las diez horas de sueño acostarlo temprano (8 pm) para permitir la liberación de la hormona del crecimiento y que se acueste de medio lado, sin ninguna luz directa sin estímulos visuales o auditivos.

“Hasta los cuatro años es recomendable que el niño haga dos siestas, una por la mañana y otra por la tarde. Después de los cuatro años ya va a tomar el tipo del sueño del adulto, que es un sueño nocturno completo y una siesta pequeña después del almuerzo, la siesta debe ser corta y el sueño debe ser largo”, agregó el médico.

¿Cuáles son los beneficios de la siesta en los niños? A continuación te dejamos una lista de los beneficios más importantes que hay que tener presente. 

- La siesta mejora la memoria.

- Los niños desarrollan un mayor rendimiento psicológico y social.

- Ayuda a mejorar el rendimiento.

- Estimula la creatividad y la imaginación.

- Mejora el rendimiento escolar.

- Tranquiliza y disminuye la irritabilidad.

- Genera positivismo.

- Mejora la atención y el aprendizaje.

- Ayuda a crecer.

Descansar es tan importante en los adultos como en los niños, ya que este importante hábito les ayuda a relajarse, a estar de buen humor, a reponerse de su actividad matutina y por su puesto contribuye en su desarrollo, así que mantenga una rutina de sueño para proteger a los más pequeños de la familia.

Te puede interesar: 

 

Definitivamente dormir bien durante el embarazo es un verdadero reto para muchas mujeres

Posted by Colombia.com on Wednesday, February 28, 2018

 

Redacción Vida Sana - Colombia.com