Por: Redacción Gastronomía • Colombia.com

Anímate a preparar en casa, unos ricos Churros de Avena, más saludables que los normales

Si no quieres dejar de "pecar" con los 'algo' de la tarde, esta es la receta que debes aprender a hacer. 

Actualización
Aprende a preparar recetas saludables, sustituyendo los ingredientes. Foto: Pixabay
Aprende a preparar recetas saludables, sustituyendo los ingredientes. Foto: Pixabay

Si no quieres dejar de "pecar" con los 'algo' de la tarde, esta es la receta que debes aprender a hacer. 

¿Te encantan las frituras? Aprende a hacer unos Churros de Avena, crocantes y deliciosos en casa, con menos grasas. Practica esta receta si no quieres de comer "saludable" pero sin "sentir remormiento". 

¿Qué vas a necesitar? 1 taza de harina de avena, 1 taza de agua (240 mililitros), 2 cucharadas soperas de aceite de coco, 1 huevo. Para saborizar después de la cocción: 1 cucharada sopera de canela y azúcar blanca. 

Lo primero de esta receta es comenzar a hacer la harina de avena, es muy fácil, simplemente te vas a valer de la licuadora, pones las hojuelas a licuar, a intensidad máxima para que quede pulverizada. 

En un recipiente, pones agua y aceite de coco, entre más virgen, mucho mejor. Esto lo reservas, hasta que empiece a hervir. Cuando esto caliente, es tiempo de añadir, toda la harina de avena. 

Hay que remover con firmeza y de forma constante, para evitar que la mezcla se pegue, mantén la llama de la estufa, super bajita, para que no se vaya a quemar y tomar mal sabor. Cundo tengas una masa firme, es tiempo de apagarla. 

Ahora dejarás enfríar poco a poco, cuando esté a una temperatura media, es tiempo de batir el huevo con la mezcla, sin dejar de batir con una cuchara de madera. Ahora viene lo divertido, toca introducir la mezcla en un manga para hacer los churros. 

Si no tienes una, puedes usar una bolsita plástica y le añades la mezcla que quede acumulada hacia una punta y allí, cortas la punta, al grosor que deseas los churros y amarras para que puedas ir presionando la masa. 

Estos churros, serán horneados, así que tomas una bandeja para hornear y sobre un papel encerado dispones los churros, uno al lado del otro, procurando dejar una distancia respetable. 

Cocinas los churros, por espacio de 20 minutos, hasta que estén doraditos. Cuando estén listos, podrás espolvorearlos con azúcar blanca y canela, y de esta forma te sabrán igual de ricos que los churros normales, pero con menos grasa.

Artículos Relacionados

+ Artículos