Por: Redacción Gastronomía • Colombia.com

Comer sano: Aprende a hacer Hamburguesas de lentejas y espinacas en casa

Si quieres agregarle proteína a tus entrenamientos, no tienes por qué gastar tanto, cuando existen las lentejas, aprende a hacer hamburguesas nutritivas. 

Actualización
Las hamburguesas pueden ser una excelente opción de 'snack' para tus entrenamientos. Foto: Shutterstock
Las hamburguesas pueden ser una excelente opción de 'snack' para tus entrenamientos. Foto: Shutterstock

Si quieres agregarle proteína a tus entrenamientos, no tienes por qué gastar tanto, cuando existen las lentejas, aprende a hacer hamburguesas nutritivas. 

Si quieres comer más saludable, después de tus entrenamientos y rutinas en casa, debes añadirle proteína y que mejor que unas 'Hamburguesas de lentejas y espinacas', que puedes hacer en un "dos por tres". 

¿Qué vas a necesitar? 1 taza de lentejas cocidas, 2 cebollas, 100 gramos de verduras en juliana, 1 bolsa de espinacas con hojas limpias, 1 pizca de sal, 1 pizca de ajo molido,  1 pizca de pimienta negra molida, 200 gramos de salvado de avena o pan rallado, 1 chorro de aceite de oliva virgen extra y hierbas aromáticas.

Lo primero es picar la cebolla y colócala en una sartén a fuego medio-bajo con un chorrito de aceite de oliva. Añade las verduras cortadas en juliana y sofríe todo junto hasta que esté bien hecho. 

Ahora te toca escurrir las lentejas cocidas, hasta que te queden sueltas. En un sartén pondrás a 'saltear' las espinacas, si quieres puedes añadirle un poquito de aceite de oliva. 

Ahora que las lentejas estén bien secas, es hora de triturarlas, para que tengan una textura cremosa y las reservas aparte. Tambien puedes triturar las verduras, la espinaca con la cebolla 'salteada' previamente.

Ahora mezclas todas las preparaciones, en un 'bol' grande, y es hora de sazonar, pones las hierbas aromáticas, sal y pimienta, suficiente. Cuando tengas el sabor deseado, añades el salvado de avena hasta que puedas formar una masa. 

Vas tomando porciones de tu masa de avena y vas formando tus hamburguesas, las pones sobre una bandeja y cuando las cortes, es hora de refrigerarla por una hora, con eso estarán bien compactas para cocinar. 

Si quieres tener esto como tus comidas posteriores a tu entrenamiento, las puedes envolver en papel film e irlas sacando para fritar, si no, las puedes hornear todas. Solo hasta que queden doraditas, por espacio de 10 minutos a 150° centígrados.  Y listas para acompañar con una ensalada mixta, que te sirva para acompañar. 

TAGS: Gastronomía

Artículos Relacionados

+ Artículos